Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Suecia

Victoria de Suecia se casará en el verano de 2010 con el empresario Daniel Westling

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Victoria de Suecia contraerá matrimonio a principios de verano de 2010 con el empresario Daniel Westling, según anunció ayer la Casa Real sueca. Con este anuncio, continúa la tendencia de que los príncipes herederos se casen con plebeyos, fenómeno que ya se ha podido ver en países como España, Noruega, Bélgica o Dinamarca.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

La noticia se hizo pública tras celebrarse un Consejo de Estado en el Palacio de Estocolmo en el que participaron el rey Carlos Gustavo, la reina Silvia, el primer ministro Fredrik Reinfeldt, representantes del Gobierno y la Princesa, que debe pedir autorización para casarse, como establece la Constitución sueca. Tras dimes y diretes, finalmente habrá boda, algo muy esperado tanto por el pueblo sueco como por la prensa sensacionalista, que había especulado con el enlace en incontables ocasiones desde 2004. La princesa Victoria afirmó ayer, en una comparecencia pública junto a su prometido, que el amor no surgió entre ellos "a primera vista", sino como consecuencia de una "amistad bella y entrañable". Westling explicó que le pidió matrimonio a la Princesa en un "bonito día de verano" en las cercanías del palacio real de Drottningholm y que él estaba "muy nervioso" ante una posible negativa. "Pero yo dije sólo: sí, sí, sí", apuntó Victoria de Suecia ante los periodistas. En un comunicado difundido a través de su web oficial, la Familia Real sueca aseguró que recibe con "los brazos abiertos" a Westling, a lo que el rey Carlos Gustavo añadió que hoy -por ayer- era "un gran día" para su familia. "Hemos conocido a Daniel y advertido que es un buen hombre que trabaja de forma dura. Se toma la vida en serio", apuntó el Monarca, que al comienzo de la relación, que se inició en 2001, no veía con buenos ojos al pretendiente de su hija, propietario de una cadena de gimnasios. La reina Silvia definió en el texto a su futuro yerno como alguien "prudente", "humilde", "decidido", "inteligente" y "lleno de energía", en definitiva, un "buen compañero" para su hija. Los rumores de compromiso entre la pareja se habían sucedido insistentemente durante los últimos años. Incluso en 2006, la Casa Real sueca comunicó que la boda no se celebraría ese año para no coincidir con el 60 aniversario del nacimiento del Rey, un evento sonado al que asistieron muchos miembros de la realeza europea.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·