Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Las medidas de seguridad para el nuevo palacio de Guillermo y Kate costarán 3,5 millones de euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Expertos en asuntos de seguridad aseguran que al menos 590.000 euros deberán ser invertidos en mejoras técnicas para el apartamento del Palacio de Kensington (Londres) que ocuparán el príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina Middleton, duquesa de Cambridge. Mientras tanto, los gastos en seguridad policial podrían alcanzar los 3,5 millones de euros por año.

Una fuente policial afirmó al diario británico Express: "Se requiere una revisión completa de las medidas de seguridad, porque el Palacio de Kensington no se ha actualizado en años. Teniendo en cuenta la actual amenaza y el hecho de que este es el hogar permanente de 'royals' de tan alto perfil, no va a ser barato".

El costo de la instalación de un nuevo sistema de detección perimetral, incluyendo circuito cerrado de televisión y sensores de infrarrojos con GPS para localizar a los intrusos, costaría 180.000 euros, de acuerdo con un informe de Assistec, que proporciona los sistemas de seguridad utilizados por los militares de EE.UU. en todo el mundo.

Se estima una cantidad similar tendría que ser gastada en defensas internas del Apartamento 1A, como alarmas en todas las puertas y ventanas, alarmas de emergencia y contra incendios en cada habitación y detectores de movimiento. Es posible también que los duques de Cambridge también necesiten construir un sólido búnker en este palacio del siglo XVII diseñado por Sir Christopher Wren.

Los cinco dormitorios, tres salones de recepción del apartamento no han sido decorados desde 1960 y requieren una reforma completa, incluyendo una de plomería, cableado eléctrico y refacción de techos.

Mientras que la familia real va a pagar por la decoración de los interiores y el mobiliario, los costos de la reforma del futuro hogar de Guillermo y Catalina serán sufragados por los presupuestos del Gobierno para residencias reales. Mientras tanto, los costes de seguridad provendrán de las arcas públicas.

Un mínimo de cinco agentes de policía por turno brindarán seguridad las 24 horas, los 7 días de la semana una vez que el duque y la duquesa de Cambridge se establezcan en Kensington, a mediados o finales de 2013.

Raymill, la mansión de Wiltshire propiedad de Camilla, duquesa de Cornwalles, tiene una guardia de funcionarios de seguridad por el mismo costo, pero la policía del Palacio de Kensington, donde también vivirá el príncipe Enrique, podría ser incluso mayor.

Su ubicación en un parque público junto al Kensington High Street, de Londres, uno de los destinos de mayor actividad comercial, hace que sea especialmente vulnerable, así como el hecho de que algunas de sus partes están abiertas al público.

Dai Davies, ex jefe de la protección de la Monarquía británica, considera que es justo y correcto que Guillermo, Kate y Enrique reciban cobertura especial ante amenazas terroristas o de simples atacantes.

"El Estado", agrega Davies, "tiene que ofrecer una vigilancia policial adecuada si los herederos del futuro rey, su esposa, y su hermano van a estar viviendo allí. Por primera vez yo no soy crítico. Si hay que proteger a la realeza, hay que hacerlo correctamente. Estas mejoras son necesarias".

Darío Silva D'Andrea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·