Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

La preferencia turística de la familia real británica por Kazajistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe Harry y su novia, Cressida Bonas han visitado recientemente Kazajistán en un viaje de carácter privado. No son los únicos miembros de la realeza británica que escogen este destino para disfrutar de unas jornadas de descanso.


El príncipe Harry y su novia Cressida durante unas vacaciones en la nieve. El príncipe Harry y su novia Cressida durante unas vacaciones en la nieve.

Anteriormente a la escapada del nieto de la reina Isabel y su pareja a este país, otro integrante de la familia real de Reino Unido ya se desplazó a la República de Kazajistán.

El príncipe Andrés, hijo de la soberana británica, mantiene un vínculo especial con este país, y no sólo por las posibilidades turísticas que ofrece.

En 2007, Andrés mantuvo contacto directo con el gobernador kazajo, Nursultan Nazarbayev. Ese año, el príncipe le vendió al yerno del dictador su residencia conyugal por un precio considerablemente superior al que pedía previamente el hijo de la reina Isabel.

Ahora, con la nueva visita de Harry y Cressida al país se reavivan las sospechas de la estrecha relación que la institución británica podría mantener con el Ejecutivo del país.

El viaje del hermano del príncipe Guillermo y su pareja se produce, además, en un momento especialmente polémico.

Hace escasos días, los duques de Cambridge fueron severamente criticados por la prensa británica por realizar un lujoso viaje de carácter privado a las islas Maldivas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·