Jueves 23/11/2017. Actualizado 12:23h

·Publicidad·

Reino Unido

"Las primas ocultas de la reina": un documental revela los secretos más oscuros de la familia Bowes-Lyon

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reina Isabel II nunca visitó a dos primas suyas con discapacidad mental internadas en una institución psiquiátrica inglesa desde la década de 1940, según revela un documental que emitirá la semana próxima Channel 4.

Se trata de las hermanas Nerissa y Katherine Bowes-Lyon, sobrinas de la madre de la reina, Elizabeth Bowes-Lyon (1900-2002), e hijas del hermano de esta, John Herbert Bowes-Lyon, fallecido en 1930.

Nerissa, que falleció en 1986 a la edad de 66 años, y Katherine, que tiene 85 años (la misma edad que Isabel II), fueron internadas en 1941 -en plena Segunda Guerra Mundial- en el hospital Royal Earlswood de Redhill, en el condado de Surrey (sureste de Inglaterra).

En el documental, las enfermeras que cuidaron a las hermanas, que ingresaron a las edades de 22 y 15 años, explican que estas nunca recibieron visitas de miembros de la familia real.

Darío Silva D'Andrea

Una de las cuidadoras, Bridie Tingley, revela que ningún representante de la realeza asistió al sepelio de Nerissa, que fue enterrada en presencia de Katherine en una "tumba para pobres" en el cementerio de Redhill.

Tingley asegura que "no había ninguna conexión con la realeza, y en Navidad nunca recibieron ni una mera salchicha".

"Nunca vi que las visitaran. No lo critico, pero opino que la casa real no hizo lo que le correspondía", señala la enfermera.

Su colega Dot Penfold corrobora la falta de atención de la familia real británica hacia sus parientes con discapacidad mental.

"Durante todo el tiempo que estuvieron allí (en el hospital), yo nunca vi a nadie visitarlas, nunca les enviaban felicitaciones de cumpleaños o de Navidad, jamás mientras yo estuve allí", declara.

Los empleados del sanatorio público, actualmente clausurado, explican que las dos hermanas, que tenían una edad mental de seis años, hacían reverencias cuando veían a la familia real por la televisión y se emocionaron mucho con la boda del príncipe Carlos con Diana en 1981.

A juzgar por esa reacción, "las hubiera hecho muy felices que las visitaran", opina en el programa la enfermera Onelle Braithwaite.

Cuando el Royal Earlswood fue cerrado en 1997, Katherine, la superviviente de las dos hermanas, fue trasladada a otra residencia más pequeña, donde tampoco recibe visitas de los miembros de la casa real.

La existencia de las dos hermanas se descubrió en 1987 en medio de un gran escándalo en el Reino Unido, ya que en el árbol genealógico de la realeza se las había dado por muertas en 1940 y 1961.

En el documental de Channel 4, que se titula "Las primas ocultas de la reina", la profesora de historia de la discapacidad mental Jan Walmsley critica que la familia real no aprovechara el furor del momento para involucrarse más en la vida de Katherine.

"Hubo entonces una oportunidad para la familia real, especialmente para la reina madre, pero no hicieron nada en absoluto", afirma la historiadora en el programa, que se emitirá el próximo jueves

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·