Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Los republicanos comienzan a organizarse

El apoyo a la monarquía en Australia crece desde la boda de Guillermo y Kate

Una revista de política ha elaborado un estudio sobre el cambio de opinión de los ciudadanos en relación a la figura real británica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El apoyo a la monarquía en Australia ha crecido en los últimos años. Así lo ha recogido una publicación del país en la que afirma que la boda entre Guillermo y Kate ha sido uno de los motivos por los que han vuelto a recobrar el apoyo en la familia real británica.

El príncipe Guillermo y Kate Middleton. El príncipe Guillermo y Kate Middleton.

La revista de política Australian Journal of Political Science ha publicado un estudio sobre la visión que tienen los ciudadanos de la monarquía británica. En ella se explica cómo han cambiado su apoyo a la casa real en los últimos años.

Aclaran que la opinión de los australianos sobre la monarquía británica cayó considerablemente durante la década de los 90 después de numerosos escándalos en la familia real como por ejemplo el divorcio del príncipe Carlos y Diana.

Años más tarde, los australianos han cambiado su opinión considerablemente, ya que los acontecimientos positivos han dejado a un lado los negativos, dejando –actualmente- en buen lugar a la familia real.

Uno de los momentos que ha afianzado esta opinión, según la revista política trimestral, es el enlace entre el príncipe Guillermo con Kate Middleton en 2011.

Además, el nacimiento de sus dos hijos, el príncipe George así como el de Charlotte ha consolidado que los ciudadanos apoyen la monarquía británica en Australia.

Otro de los datos que arroja el estudio es el hecho de que las nuevas generaciones australianas se ven atraídas por esta actitud positiva de los miembros de la casa real mientras que, las personas más mayores ya han olvidado los momentos más ‘difíciles’ de la familia.

Mientras el apoyo a la monarquía crece, los republicanos planean sus próximos pasos para que un miembro la casa real británica no sea el jefe del Estado. El primer ministro Malcolm Turnbull, un reconocido activista contra esta institución, manifestó hace pocos días su deseo de realizar un referéndum después del reinado de Isabel II para que los ciudadanos votasen a favor o en contra de la monarquía.

Esta no es la primera vez que se plantea la idea de un referéndum. Ya en 1999 se llevó a cabo uno, sin embargo, el republicanismo no venció en el país.

Además de este intento para acabar con la corona británica, organizaciones antimonárquicas han llevado a cabo encuestas en las que se pregunta a los australianos si quieren seguir con la monarquía en el momento en el que el príncipe Carlos se convierta en rey.

Como ya contó Monarquía Confidencial dicha encuesta circuló activamente entre los ciudadanos durante la visita del heredero el pasado noviembre a Australia junto a su esposa Camila.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·