Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Así crecerá el primogénito de los duques de Cambridge

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los príncipes Guillermo y Catalina ya han decidido cómo educarán a su primer hijo. El futuro bebé será criado en la más estricta educación británica, de acuerdo al protocolo de la realeza inglesa, y disfrutará, al mismo tiempo, de los cuidados de la familia de la duquesa de Cambridge.

Cumpliendo con la tradición de la familia real británica, el primogénito de los futuros reyes de Inglaterra nacerá en el hospital St. Mary de Paddington, donde también tuvo lugar el nacimiento del príncipe Guillermo y de su hermano, Harry. El médico que asistirá a la princesa durante el parto será Marcus Setchell, ginecólogo de la reina Isabel durante los últimos 18 años.

Según ha adelantado la prensa británica, la princesa Catalina estaría barajando la posibilidad de instalarse durante las primeras semanas de vida de su hijo en la casa de sus padres, ubicada en Berkshire, donde la duquesa contaría con la ayuda de su madre, Carole Middleton, para cuidar al futuro heredero.

De este modo, el hijo de los duques podrá disfrutar de los cuidados de la familia materna y la tranquilidad de una vida apartada de los focos de la familia real. Sin embargo, los príncipes Guillermo y Catalina no podrán educar a su primer hijo al margen de la corona durante toda su vida, ya que el primogénito deberá adquirir la formación necesaria para el papel que desempeñará en un futuro como tercero en la línea de sucesión al trono.

La idea de formar al hijo de los príncipes entre la más estricta educación británica y la normalidad que ha llevado la princesa Catalina a lo largo de su vida, hasta formalizar su noviazgo y posterior matrimonio con el heredero al trono, rompe las expectativas que la corona británica tiene previstas para el próximo integrante de la familia real.

El primogénito de los duques ya tiene título

La casa real británica ya ha anunciado, a pocos días del nacimiento del heredero, que el hijo de los duques de Cambridge ostentará el título de príncipe o princesa de Cambridge, y por tanto, recibirá tratamiento de Alteza Real.

La reina, para evitar un posible debate sobre la ley de la corona en caso de que el primogénito de Guillermo fuera una niña, modificó con motivo de este embarazo la ley vigente desde 1917, en la que se dictaminaba que solamente podían recibir el tratamiento de alteza real los varones. De este modo, sea cual sea el sexo del bebé, se convertirá automáticamente en el tercero en la línea de sucesión al trono y por tanto en futuro rey o reina de Inglaterra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·