Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Un filme narra el ascenso al trono y la historia de amor entre la reina Victoria y el príncipe Alberto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ascenso al trono de una reina Victoria adolescente, los problemas de los primeros años de reinado y la historia de amor con el príncipe Alberto son los temas en torno a los que gira La joven Victoria, un filme producido, entre otros, por Martin Scorsese y Sarah Ferguson, la duquesa de York.

Bajo la dirección de Jean-Marc Vallée y con Emily Blunt (El diablo viste de Prada) y Rupert Friend (Orgullo y Prejuicio) como protagonistas, la película pretende dar una nueva visión de la monarca que más tiempo ha ocupado el trono británico, presentándola como una joven luchadora, atrapada en un mundo de hombres y dispuesta a cambiar la sociedad de su época. "Porque un palacio puede ser también una cárcel". Así comienza una cinta que desvela a lo largo de casi dos horas hasta qué punto la princesa Victoria tuvo que renunciar a su libertad por la corona, y cómo tuvo que defenderla de los ataques lanzados desde dentro y fuera del stablishment del Reino Unido. Los momentos clave de la cinta son la espectacular coronación en la Abadía de Westminster allá por 1838 y la boda, en 1840, con el príncipe Alberto, con quien tendría nueve hijos antes de que éste muriese de fiebre tifoidea a los 42 años. Precisamente este hecho golpeó tan duramente a la reina que provocó que durante el resto de su vida fuera vista como "la monarca de luto", un concepto que Vallée pretende desmentir ofreciendo la visión de Victoria como una joven apasionada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·