Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Polémica en la comisión canadiense por un retrato de la reina Isabel II. Los diplomáticos piden que se retire el cuadro de las embajadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ex diplomático y legislador canadiense, Paul Heinbecker, encabeza una protesta que pretende retirar un cuadro de la reina Isabel II de todas las embajadas canadienses y misiones en el exterior. Defiende que tras 60 años de emancipación de Canadá colocar el retrato es una decisión "retrógada y anacrónica". La Casa Real Británica no lo retirará.

El polémico retrato es un encargo personal de la propia soberana. Se ha colocado por expreso deseo en la habitación que la reina ocupa en el nuevo trasatlántico 'Queen Elizabeth', sin embargo no ha sido decisión suya que este retrato fuese elegido para decorar las embajadas.

Un decreto del gobierno canadiense ha decidido que el cuadro presida todas las sedes y embajadas, puesto que legalmente ella es el jefe de Estado de Canadá. Ante esta decisión un sector de la diplomacia, encabezado por el antiguo embajador de las Naciones Unidas, Paul Heinbecker, ha protestado por lo que considera "un paso atrás para nuestro país"

John Braid, ministro de Relaciones Exteriores ha asegurado que el retrato permanecerá en su lugar como señal de los lazos cada vez más estrechos entre ambos países. La reina Isabel II de Gran Bretaña tiene el cariño y apoyo de la mayoría de la población canadiense; sobre todo tras el exitoso viaje del príncipe Guillermo y su esposa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·