Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Un cuadro de María de Inglaterra pintado por Van Dyck regresa a Hampton Court después de 360 años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El retrato que Carlos I de Inglaterra (rey de 1625 a 1649) encargó a Van Dyck para que representara a su hija Maria -casada posteriormente con Guillermo II de Orange-Nassau- regresó esta semana a Hampton Court Palace tras 360 años.

Una monárquica conservó el cuadro durante la guerra civil (años 40 del siglo XVII). Se piensa que la obra adornó los muros de la residencia de Surrey, al sudeste de Inglaterra, durante los últimos días del reinado de Carlos I, que en agosto de 1647 se encontraba arrestado en su propia casa.

En noviembre de ese mismo año, el Monarca engañó a sus apresadores y escapó de allí dejando claro que la pintura de su hija pasara a manos de Lady Aubigny, una activa defensora de la realeza.  

Tras la ejecución del Rey en 1648, Aubigny desapareció con la pintura, que años después se registró en un inventario holandés. Permaneció en varias colecciones hasta que en 1967 fue adquirida por Oliver Miller, experto en Van Dyck.

La obra ha podido regresar al palacio gracias a una ley que permite que los artículos de importancia histórica sean devueltos al lugar de impuesto de herencia.

La pintura de la princesa María, en la que aparece con cinco o seis años, será colgada junto al cuadro que Van Dyck hizo de su padre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·