Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Comienza con la boda en 1947 con Felipe de Grecia

La serie sobre la vida de Isabel II cosecha buenas críticas en Inglaterra

‘The Crown’ se acaba de estrenar en la plataforma de pago Netflix, que la ha producido sin haber contactado con la casa real británica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Millones de suscriptores de la plataforma virtual de contenido multimedia Netflix pueden ya empezar a seguir ‘The Crown’ (‘La Corona’). Esta serie relata la vida de la reina Isabel II desde su boda y su temprano ascenso al trono en 1952.

Fotograma de la boda de Isabel II de Inglaterra en la serie ‘The Crown’. Fotograma de la boda de Isabel II de Inglaterra en la serie ‘The Crown’.

“Será como una novela por entregas del siglo XIX”: así ha explicado el director de ‘The Crown’ este proyecto de llevar a la televisión la vida de la actual soberana del Reino Unido. Se dividirá en sesenta capítulos, diez por cada una de las seis temporadas que Netflix tiene previstas.

Esta serie será una de las más caras de la historia, con unos 100 millones de libras de presupuesto.

La serie biográfica sobre Isabel II comienza en 1947, con la boda de la entonces princesa Isabel con Felipe de Grecia, el ahora duque de Edimburgo. Esta primera temporada que ha empezado ahora abarca hasta la muerte de su padre, Jorge VI, y la coronación en 1952, y los primeros años en los que Isabel tuvo que aprender a marchas forzadas a ser reina de Inglaterra.

Los productores de ‘The Crown’ no han contactado directamente con el Palacio de Buckingham para así tratar de tener mayor libertad y trabajar sin ningún tipo de dependencia de la casa real. Eso sí, su alto presupuesto les ha permitido invertir con todo lujo de detalles en la ambientación, el vestuario...

La mayoría de medios británicos, pero también estadounidenses como The Hollywood Reporter, coinciden en sus alabanzas tras ver el estreno de la serie, cuyos diez primeros capítulos ya están disponibles para los suscriptores de Netflix.

El alto coste impidió que la cadena pública BBC se hiciera cargo del proyecto, lo que ha generado algunos comentarios en el Reino Unido al tratarse de una serie sobre la historia del país y de la reina.

Adjetivos como “genial” e “imponente” se repiten en las críticas que se han publicado estos días en la prensa británica. Sobre todo destacan que narra de forma “digerible” pero con mucho rigor la evolución de la monarquía hasta convertirse en una institución mucho más moderna de lo que era antes de Isabel II. También aborda las relaciones de la reina con los sucesivos primeros ministros y gobiernos que han ido pasando por Downing Street.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·