Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Uno de sus fondos de inversión ocultaba 10 millones de libras al fisco

Isabel II en los “Paradise papers”: los republicanos ponen bajo sospecha las cuentas reales

Una asociación que promueve la abolición de la monarquía exige que se revelen los impuestos que paga la corona por sus propiedades. Un diputada laborista también pide más transparencia para salvaguardar la institución

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La filtración de 13,4 millones de documentos al periódico alemán Süddeutsche Zeitung ha terminado relacionando a Isabel II de Inglaterra con el uso de agujeros legales para eludir el pago de impuestos a millonarios. Uno de los organismos que gestiona el patrimonio de la corona británica aparece en los “Paradise papers” y eso ha desatado reacciones en el Reino Unido.

El príncipe Carlos escucha el discurso de Isabel II en la apertura del Parlamento. La reina Isabel II, en el Parlamento.

Según han revelado medios como The Guardian y la BBC, y El Confidencial.com en España, en los papeles que se han filtrado del despacho de abogados especializado en cuentas “offshore” Appleby aparecen datos del Ducado de Lancaster, que en 2005 invirtió 7,5 millones de dólares en un fondo de inversión radicado en las Islas Caimán y, por tanto, opaco a la hacienda británica.

El Ducado de Lancaster se mantiene como uno de los títulos de la reina, pero además tiene una concreción más concreta. Se trata de un organismo que gestiona una enorme cartera de propiedades inmobiliarias en Inglaterra y Gales, y que proporciona unos ingresos anuales a la casa real británica.

La revelación de esta inversión que habría supuesto eludir impuestos a las autoridades del Reino Unido ha provocado algunas reacciones sobre las inversiones y las cuentas de la reina Isabel II.

La más dura ha sido la de Republic, una asociación que desde hace años trabaja por extender las convicciones republicanas en el Reino Unido y cuyo objetivo final es abolir la monarquía e implantar la república.

Esta entidad ha aprovechado las revelaciones de los “Paradise papers” para atacar la “falta de transparencia de la realeza” y el riesgo de que se produzca un conflicto de intereses en la Corona, al tratar de evitar que la Hacienda del Reino Unido investigue y sancione a quienes evaden impuestos.

Frente a quienes argumentan que los responsables del escándalo son los gestores del Ducado de Lancaster, desde Republic denuncian que “la reina es responsable de sus inversiones”, y que “debería haber dado instrucciones a sus consejeros para asegurar que su dinero se invirtiera éticamente”.

También han dejado caer que la influencia de Isabel II en las decisiones del gobierno hacen que no se pueda asegurar que no haya algún tipo de protección del ejecutivo sobre estas inversiones polémicas del patrimonio de la corona.

De ahí que exijan que se investigue y se aumente la transparencia sobre las cuentas de la reina, para comprobar que paga todos los impuestos legalmente debidos.

En un tono mucho más moderado se ha pronunciado la diputada Margaret Hodge. Esta miembro del Partido Laborista se mostró indignada con quienes manejan el dinero de la reina, precisamente porque habría manchado “una de las instituciones más queridas y respetadas y de mayor confianza del Reino Unido”, y es “escandaloso” que se haya visto involucrada en una trama de evasión a paraísos fiscales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·