Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Otro proceso judicial similar fracasó en Pakistán

India renuncia a reclamar un diamante de la corona británica

El gobierno del país asiático ha comunicado esta decisión ante el Tribunal Supremo, que dirimía una denuncia de una ONG para recuperar la piedra preciosa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La corona de la reina Isabel, madre de la actual reina Isabel II, incluye engarzado el diamante más antiguo conocido: el Koh-i-Noor. Esta piedra preciosa se descubrió en la India y de ahí fue enviada a la casa real durante la etapa colonial del país: en los últimos tiempos su reclamación al Reino Unido se estaba dirimiendo en los tribunales.

Corona de la reina madre Isabel. Corona de la reina madre Isabel.

Desde hace años algunas voces en la India exigen que sus autoridades hagan gestiones para que la casa real británica les “devuelva” el diamante que luce es corona de la llamada reina madre. Una ONG llevó el caso ante el Tribunal Supremo, para intentar que obligara al gobierno indio a reclamar el Koh-i-Noor.

El representante legal del ejecutivo indio en este caso expresó la intención de las autoridades de no reclamar la propiedad de este importante diamante. En primer lugar, porque consideran que nunca fue “robado”.

Esta joya fue descubierta en 1304 y fue pasando de mano en mano entre caudillos y reyes hindúes, mogoles, persas, afganos y sikh, en medio de guerras por su posesión. Cayó en poder de los británicos después de la conquista de Lahore (ahora Pakistán), y estaba en posesión del maharajá de Panyab. Un año después, en 1850, se llevó a Inglaterra y se le regaló a la reina Victoria.

No fue hasta 1937 cuando se engarzó en la corona que Isabel ciñó durante la coronación de su esposo Jorge VI como rey de Reino Unido, aunque antes se había utilizado en otras coronas como la de la reina Alejandra de Dinamarca.

Actualmente sigue en la corona de la reina Isabel, que está custodiada en la Torre de Londres junto a otras joyas de la corona.

En los últimos años las reclamaciones de India, pero también de Pakistán e incluso Irán han aumentado. Durante un viaje de Isabel II a la India las exigencias de devolución crecieron, pero el Reino Unido siempre se ha negado a considerar esta posibilidad.

Además, hace unos meses un tribunal de Pakistán también cerró la puerta a la posibilidad de que se iniciaran los trámites internacionales para reclamar a la corna británica que le devolviera el diamante Koh-i-Noor.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·