Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El príncipe Guillermo, preocupado por la familia de su esposa Kate. Los Middleton ha contratado un servicio privado de seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Michael y Carol Middleton han decidido contratar un equipo de asesores en seguridad para ellos mismos y para sus hijos Pippa y James. El matrimonio considera que, tras la boda de su hija mayor con el príncipe Guillermo, están demasiado expuestos a la vida pública. El príncipe Guillermo también se ha interesado por la familia de su esposa y ha aconsejado una serie de medidas básicas de seguridad.

Como miembro de la familia Real Kate Middleton tiene derecho a un equipo propio de escoltas, pero no sucede así con su familia. Por eso, y ante la creciente popuaridad de su hija menor Pippa, los padres de la duquesa de Cambridge han contratado los servicios de Heyrick Bond, ex oficial del ejército y antiguo capitán de la Guardia de Granaderos.

Muchas de las medidas que ha tomado la famita son totalmente confidenciales por seguridad, pero se ha hecho público que Pippa y su hermano James llevan 'botones de pánico' en ocasiones especialmente delicadas. Estos dispositivos, que están conectados 24 horas con la policía, también están colocados en las distintas habitaciones de su casa en Berkshire.

Pippa es quién más preocupa al matrimonio Middleton. La joven se está convirtiendo en una estrella mediática y sus padres temen que pueda ser acosada por los paparazzis o atacada por un grupo de fans. El matrimonio está considerando la posibilidad de comprar para su hija un Audi o un BMW blindado y a prueba de bombas.

"No estarán vigilados las 24 horas, pero son una familia normal y corriente que han pasado a vivir en una situación extraordinaria. Necesitan ayuda y consejo" asegura una fuente cercana a este nuevo equipo de seguridad de los Middleton.

El príncipe Guillermo también se ha preocupado por la familia de su esposa. Según cuenta el diario 'The Sun' Carol y Michael han tomado una serie de medidas siguiendo los consejos del guardaespaldas de mayor confianza del príncipe.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·