Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Les apoyan el primer ministro y el líder de la oposición

Diputados de Australia se movilizan para prescindir de la reina de Inglaterra

Aseguran que ya cuentan en el Senado y en la Cámara de Representantes con una mayoría de miembros a favor de un jefe de Estado republicano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un nuevo paso hacia la república en Australia: así definieron su presentación los miembros del Grupo Parlamentario por un Jefe del Estado Australiano, que se ha organizado con el objetivo de conseguir que su país deje de tener a la reina Isabel II como máxima autoridad.

La reina Isabel II, durante una visita a Australia. La reina Isabel II, durante una visita a Australia.

Australia, como antigua colonia británica y ahora país miembro de la Commonwealth (Mancomunidad de Naciones), es independiente del Reino Unido pero mantiene al rey -en este caso, a la reina Isabel II- como jefe del Estado, al igual que otros países como Canadá, Nueva Zelanda...

En 1999 hubo un referéndum sobre la forma de Estado que perdieron los republicanos: ganó el “sí” a mantener la monarquía. Pero ahora el movimiento para prescindir de Isabel II y elegir a un presidente de la república se ha reactivado, y como reacción también son más activos los grupos monárquicos.

Hace unos días la campaña republicana en Australia tomó un nuevo impulso. En el parlamento federal se presentó el “Grupo de Amistad Parlamentaria por un Jefe del Estado Australiano”, que como ya hizo otro grupo republicano, asegura que podría sumar las simpatías de la mayoría de los miembros de las dos cámaras del parlamento, el Senado y la Cámara de Representantes.

Entre los partidarios de que Australia deje de tener a la reina de Inglaterra como jefa de Estado se encuentra el primer ministro, el liberal Malcolm Turnbull, que en ocasiones ha recibido a Isabel II, pero sin por ello ocultar sus preferencias porque el país de Oceanía cambie de forma de Estado.

También les apoya el líder de la oposición, Bill Shorten. En el Senado aseguran que les apoyan 90 senadores, por sólo 12 claramente monárquicos y 48 indecisos; y en la Cámara de Representantes, contabilizan a 40 republicanos, 14 monárquicos y 22 indecisos.

A partir de ahora, estos representantes políticos trabajarán dentro del Parlamento para hacer avanzar su campaña en favor de la “república australiana”. Rondan el 60% de apoyos en el Senado y el 52% en la Cámara de Representantes.

Sus portavoces aseguran que actualmente las encuestas cifran en un 52% el apoyo a una república entre los australianos, por un 2% que se oponen a abandonar la monarquía y un 25% que no se pronuncian claramente. La idea que manejan es conseguir llegar al 60% de apoyo en las encuestas antes de lanzar otro referéndum, para hacerlo con mayores garantías de éxito.

“Australia puede hacer algo mejor que encontrar a sus jefes de Estado en una familia de aristócratas ingleses que viven en un palacio de Londres”, explicó su portavoz Peter FitzSimons, que sin embargo también aseguró que los propios republicanos admiran a Isabel II (“su majestad”, así se refería a ella), pero no quieren tener a la reina de Inglaterra como jefa de Estado de su país.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·