Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Buckingham se pone duro con los medios para la boda de Guillermo y Kate: pago por adelantado y un sólo fotógrafo por agencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } @font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; }

Tan sólo falta un mes para la boda y la organización aún no ha cerrado el tema de las acreditaciones a la prensa. El fuerte interés por cubrir el evento ha provocado que la Casa Real Británica esté ofreciendo a los informadores gráficos tribunas en los aledaños de la Abadía de Westminster desde las que poder fotografiar.

 

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } Fuentes de la prensa gráfica consultadas por Monarquía Confidencial han explicado que Buckingham, responsable de conceder y emitir las acreditaciones para la boda del príncipe Guillermo, habilitará para el enlace dos tribunas, una para los medios de comunicación extranjeros y otra para los del país, en las proximidades de la Abadía de Westminster.

Desde estos puestos, los medios gráficos podrán fotografiar a la pareja real, así como al cortejo de invitados y asistentes, mientras se produce el acceso a la Abadía, ya que las imágenes del interior de ésta serán tomadas y posteriormente distribuidas por la BBC, ente público de Reino Unido.

Las mismas fuentes aseguran que el precio de uno de estos puestos va desde los 300 hasta los 1000 euros. Además, apuntan que la Casa Real Británica ha impuesto a los medios acreditados dos condiciones: el pago debe efectuarse por adelantado y sólo se permitirá un fotógrafo por agencia.

Esta medida ha provocado extrañeza en el colectivo del periodismo gráfico, que la califica de ‘dura’. “En las bodas reales anteriores únicamente se nos pedía concretar el número de profesionales acreditados, no se nos obligaba a pagar por ejercer nuestro trabajo”, argumentan a MC dichas fuentes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·