Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Boda Real Británica: Westminster se adornará con flores y árboles de fincas reales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } La abadía de Westminster estará adornada para la boda real con flores de temporada, arbustos y árboles británicos procedentes en su mayoría de fincas reales.

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } El pasillo que comunica con el atar estará flanqueado por una avenida de árboles. El florista encargado de los adornos, Shane Connolly, asegura haber estado en contacto permanente con Kate Middleton para que el resultado sea lo más satisfactorio posible."Sugerí desde el principio que utilizáramos cosas de las fincas reales. Tenía que ser de temporada y tan orgánico como fuera posible", detalla Connolly.

Entre las plantas escogidas para decorar la abadía habrá flores, azaleas, rododendros, hayas, glicinas y lilas. Los elementos más destacados serán ocho árboles de seis metros de alto, seis arces ingleses y dos carpes, que estarán en recipientes diseñados por Connolly.

En las ceremonias británicas, la tradición dicta que el ramo de la novia se adorne con flores blancas. A falta de un día para el enlace Connolly no ha desvelado ningún detalle al respecto. Sin embargo, éste insinúa que podría haber un mensaje oculto en el ramo, ya que se dice que algunas flores tienen ciertos significados sobre el amor, el romance y la fidelidad."Una de las cosas que han sido más importantes para Kate y para mí son los significados de las flores y el lenguaje de las flores", señala el diseñador florista.

Connolly también fue el encargado de la decoración floral en las segundas nupcias del príncipe Carlos de Gales, celebradas en 2005.

Tras la ceremonia, las demás flores y plantas permanecerán en la iglesia hasta el 6 de mayo para que el público las vea. Después de esa fecha, muchos de los árboles serán trasladados a Highgrove, residencia del príncipe Carlos en el oeste de Inglaterra

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·