Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Un príncipe malayo pide 29,6 millones de dólares a su esposa por difamación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El heredero al trono del estado de Kelantán, al noreste de Malasia, se ha visto envuelto en una oscura campaña ya que su mujer le acusa de torturas y abusos sexuales. El hijo del sultán ha interpuesto una demanda millonaria por acusaciones difamatorias.

Mohammad Fakhry asegura que todo es mentira. Una mentira inventada por su mujer, Manohara Odelia, y la madre de esta. Pero ella afirma que sufrió un horrible capítulo el pasado mayo, cuando logró zafarse de los guardias reales en un hotel de Singapur y regresó a Indonesia donde contó que su marido se había sobrepasado con ella.

Asegura que su esposo le cortó con una navaja, le obligaba a inyectarse droga y que le forzaron mientras intentaban reducirla en el hotel, el día que intentó escapar. Su abogado dice tener un informe policial sobre el abuso pero la policía indonesia no se lo ha admitido, ya que los hechos ocurrieron fuera de su jurisdicción.

La joven, una adolescente modelo indonesia, y conocida en Yakarta como una socialité, ha hecho declaraciones a periodistas locales y los abogados del príncipe le han enviado un escrito para que en un plazo de veintiún días aporte pruebas que respalden sus palabras: “Cualquiera puede decir cualquier cosa, pero ¿Dónde están las pruebas para aprobar la acusación?”, comentaba el abogado a la agencia de noticias Bernama.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·