Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El Sultán Qaboos de Omán cumple 40 años de reinado absolutista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sultán Qaboos bin Said celebra el 40º aniversario de su absolutista reinado, que se inició luego de destronar a su propio padre. El sultán tiene derecho encarcelar a quien se le ocurra, cortarle la cabeza y ponerla en vinagre, pero es muy querido y respetado en su pueblo por su gobierno benevolente y modernizador.

Con una visita de la Reina Isabel II y del Rey Abdallah II de Jordania, y un desfile multitudinario de más de 15.000 soldados, el Sultán Qaboos de Omán ha celebrado sus 40 años en el trono de aquella nación del Oriente Medio. Durante dos horas y acompañados de una orquesta militar de más de un millar de músicos, soldados de los tres Ejércitos, la Policía Nacional y representaciones de grupos populares pertenecientes a las distintas provincias de Omán, rindieron honores al sultán.

En una ceremonia sin discursos pero repleta de cánticos de alabanzas entonados por grupos folclóricos provinciales, Qaboos Bin Said recibió el homenaje de su nación, que se volcó de lleno a los multitudinarios festejos, que incluyeron gaiteros ingleses y representantes de las fuerzas militares que desfilaron al estilo tradicional omaní, con una manta verde a la cintura y algunos con el pecho descubierto, portando armas semi-automáticas, espadas y escudos tradicionales. Las autoridades decoraron la capital del sultanato, Mascate, y varios kilómetros de autopista quedaron engalanados de guirnaldas y luces de los tres colores nacionales: el verde, el rojo y el blanco.

Los festejos, que deberían haberse celebrado el 18 de noviembre pasado coincidiendo con el septuagésimo cumpleaños del sultán y el Día Nacional de Omán, fueron aplazados debido a su coincidencia con la festividad musulmana del "Aid al Adha" o la Fiesta del Sacrificio. Con motivo de las celebraciones y muestra oficial de este impulso modernizador del gobernante, la semana pasada el sultán anunció que regalaría ordenadores portátiles a 113.000 familias. Este gesto fue calificado por el ministro de Economía como “la reafirmación del interés de su majestad en desarrollar las capacidades digitales de sus ciudadanos”.

El sultán Qaboos es un monarca absolutista. Puede encarcelar a quien se le ocurra, cortarle la cabeza y ponerla en vinagre. Pero es, a la vez, un autócrata ilustrado y, siempre que todo el mundo haga lo que él dice, su gobierno, aunque estricto, es benigno. Ostenta los cargos de Primer Ministro, ministro de Asuntos Exteriores, ministro de Defensa y ministro de Finanzas y a pesar de su riqueza y poder, es considerado generalmente como un líder benévolo que tiene una política moderada. Se le conoce por su desinterés y generosidad, y en el libro del general Tommy Frank, Soldado Americano, se lo describe como un verdadero amigo de los Estados Unidos en la Guerra Antiterrorista, “con ninguna maldad, ninguna agenda secreta”. Aparte, atesora una incalculable fortuna, que le ha permitido mandar a construir la mezquita más grande del mundo, la Mezquita de Mascate, para cuya inauguración ordenó a tejer la alfombra más extensa del mundo.

Darío Silva D´Andrea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·