Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Luis Alfonso de Borbón asiste a la Misa anual por la fundación de San Luis de los Inválidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Continuando con su fidelidad a la causa que representa, la de la legitimidad borbónica en Francia, el Duque de Anjou ha asistido el 20 de septiembre de 2009 a la tradicional celebración de la fundación del parisino Hôtel des Invalides, institución inspirada por Luis XIV, antepasado directo de Luis Alfonso de Borbón.

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

El pasado día 20 de septiembre de 2009 el príncipe Luis Alfonso de Borbón, duque de Anjou, asistió –como hace desde hace más de veinte años- a la Santa Misa que anualmente se celebra en el la capilla de San Luis del Palacio Nacional de los Inválidos, de París. En ella, la Fundación Nacional de los Inválidos conmemora la creación de este imponente complejo arquitectónico, erigido hace más de trescientos años por su antepasado el rey Luis XIV como residencia real para militares franceses retirados, lisiados o ancianos, con el fin de proporcionarles un asilo digno de los sacrificios que habían hecho por Francia. En 1670 el Rey Sol dispuso la construcción de este gran complejo. El palacio se terminó en 1674 aunque la iglesia no fue finalizada hasta 1706, siendo consagrada el 25 de agosto de ese año y dedicada al patrono y antepasado del soberano, San Luis, rey de Francia.

Tradicionalmente don Luis Alfonso de Borbón es invitado cada año por el general gobernador de los Inválidos, el general médico director de la Institución y el general director del Museo del Ejército, a la ceremonia que tiene lugar en ese templo -diseñado por Jules Hardouin-Mansart, el arquitecto del Grand Trianon, de la Galería de los Espejos de Versalles o de los castillos de Marly, Dampier-en-Yvelines, Val, Clagny, o de las plazas Vendôme o de las Victorias en París. La Misa que conmemoraba los 303 años de la dedicación del templo fue celebrada por Monseñor Patrick Le Gal, obispo castrense u obispo de los ejércitos, como es llamado en Francia. Además de la dedicación del templo, se celebra la fiesta de San Luis y la fundación de los Inválidos por el Rey.

Además del Duque de Anjou, que ostentaba en el ojal de su chaqueta la miniatura de la Orden del Espíritu Santo de la que es cabeza, asistieron otras personalidades, tanto civiles como miliares, que tras la Misa escucharon las palabras que dirigió a la concurrencia el gobernador de los Inválidos. Luego, a los invitados y pensionados se les ofreció un vino de honor. Entre los asistentes figuraban el príncipe Charles-Emmanuel de Borbón-Parma, presidente de honor de la Asociación Louis XVI y de la Asociación Mémorial de France à Saint-Denys; el duque de Bauffremont; el príncipe Charles-Emmanuel de Bauffremont, presidente emérito y presidente –respectivamente- del Institut de la Maison de Bourbon; Laurent Legrip de la Rozière y Daniel Heck, además del general de ejército Bruno Cuche, ex jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra de Francia que, desde el 27 de mayo de 2009, es el gobernador de los Inválidos habiendo sucedido en el cargo al general Hervé Gobilliard.

Hace unos años en una homilía pronunciada en una ocasión similar por el citado Monseñor Patrick Le Gal, afirmó que la iglesia donde se ha celebrado esa Misa, no nació de una voluntad eclesiástica, o de la necesidad de una comunidad de fieles, como las iglesias parroquiales o las catedrales, como las iglesias conventuales o las abadías. San Luis de los Inválidos nació de una voluntad política unida a un proyecto nuevo y poderoso: el Hôtel des Invalides, querido por Luis XIV. Un proyecto único que ha superado la prueba del tiempo. Ahora, Luis Alfonso de Borbón ha querido una vez más estar presente en un acto de gratitud a Dios y a San Luis y de recuerdo al Rey Sol por haber inspirado la fundación de esta obra ejemplar, destinada a endulzar y humanizar, con espíritu cristiano, la vida de quienes sirvieron fielmente a su patria en las filas del ejército y en el campo de batalla.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·