Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Los viajes de don Juan Carlos a Italia para hacerse con las escopetas de Ivo Fabbri, el llamado “fusil de los reyes”, con destino a su colección de armas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es un edificio industrial situado entre dos supermercados en Nave, un barrio de Brescia (Italia), en el que no es extraño encontrar una caravana de coches de alta cilindrada y con escolta policial. Se trata del taller de Ivo Fabbri, fabricante de las escopetas de caza más codiciadas. Unos ejemplares que don Juan Carlos ha incorporado a su colección.

Según la revista francesa ‘Le Point’, entre esos visitantes ilustres que han llegado hasta el taller de Brescia se encuentra don Juan Carlos de Borbón, rey de España, que ha varias en muchas ocasiones el desplazamiento desde Madrid con el fin de completar su colección de fusiles de Ivo Fabbri, calificados como “el Stradivarius de las armas de caza” por la revista ‘American Hunter’, la biblia norteamericana de la caza.

Calificado como “el fusil de los reyes”, entre los poseedores de alguna de estas escopetas especiales se encuentran, además de don Juan Carlos, Steven Spielberg, Eric Clapton, Tom Siebel y Francis Ford Coppola. Fabbri sólo fabrica treinta de sus armas al año, a medida del cliente, la lista de espera es de cuatro años, y cada pieza cuesta entre 130.000 y 200.000 euros. “Mi primera escopeta la hice para mí, la segunda ganó los Juegos Olímpicos”, confiesa Fabbri.

El taller fabrica directamente cada una de las 256 piezas que componen una escopeta. Y lo hace utilizando sistemas industriales punteros. Para el cañón fue el primero en utilizar acero inoxidable, después titanio y también la soldadura por láser. Sus innovaciones han permitido rebajar 500 gramos el peso.

Los clientes deciden las características del arma que desean, y también su decoración. Así, Steven Spielberg, cliente de Fabbri desde los años 90, hizo gravar los dinosaurios de ‘Jurassic Park’, escenas de “Salvar al soldado Ryan”, y su próximo ejemplar llevará la efigie de Abraham Lincoln.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·