Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

La Familia Real de Malasia estrenará Palacio Real el próximo año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los reyes de Malasia dispondrán de una nueva residencia oficial, en las afueras de Kuala Lumpur, desde mediados del año próximo. El ministro malasio de Obras Públicas, Shaziman Abu Mansor, ha explicado en el Parlamento de que el coste del Istana Negara (Palacio Nacional), 256 millones de dólares, ha sido algo más elevado de lo inicialmente previsto para dotarlo de un moderno sistema de seguridad.

Según publica Darío Silva D´Andrea la nueva residencia real, situada en lo alto de una colina en la zona residencial más lujosa de la capital y orientada hacia La Meca, abarcará unos 100.000 metros cuadrados y será un enorme complejo adornado con decenas de cúpulas, al mejor estilo del Este Asiático.

También dispondrá de accesos directos privados a las autopistas y un paso elevado especial que ha costado 139 millones de ringit (unos 44 millones de dólares), por lo que los miembros de la Familia Real podrán trasladarse sin sufrir atascos al Istana Melawati, su residencia de verano ubicada en la sede administrativa de Putrajaya, a media hora de distancia de la capital federal. Se desconoce, sin embargo, si el nuevo palacio sustituirá al vigente Palacio Istana Negara de Kuala Lumpur, una antigua mansión de un millonario chino que sirvió de cuartel general de la ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial y luego casa particular del sultán de Selangor hasta 1957, cuando Malasia se independizó del Reino Unido.

El actual soberano malayo es el Rey Mizan Zainal Abidin, perteneciente a la Dinastía Real de Terenggannu, muy rico en gas y petróleo, uno de los diez sultanatos que componen Malasia. Desde su independencia, y para poner fin a las tradicionales disputas entre los sultanes, el país dispone de la una monarquía rotatoria, que se reparten cada cinco años los jefes -sultanes o rajás- de las nueve familias reales y tiene una función ceremonial importantísima. Así, desde diciembre de 2006, le ha tocado el turno al sultán de Terenggannu de ceñirse la corona malaya, con el título de Yang-Di-Pertuan-Agong, o “Gobernante Supremo”.

El rey sucedió en el trono al sultán Tuanku Syed de Peril, y con sus 44 años, Mizan Zainal se convirtió en el segundo monarca más joven en ser coronado. Con absoluta normalidad, Tyanku Syed hizo las valijas, se despidió de la servidumbre, y regresó a su añorada Perlis tras pasarse un lustro como monarca de Malasia. La pomposa ceremonia de investidura del nuevo tuvo lugar en 2008, cargada de simbolismo, aunque como monarca carece de cualquier tipo de influencia política, cuyo poder reside exclusivamente en el primer ministro y el Parlamento. Aunque el monarca es sólo una figura ceremonial en Malasia, goza de gran prestigio entre los malayos musulmanes, que conforman el 60 por ciento de la población, por atesorar las más ancestrales tradiciones culturales y erigirse como cabeza del Islam.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·