Martes 19/06/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

A raíz de la decisión del presidente Donald Trump

Abdalá II de Jordania no concibe la paz en Oriente Medio sin el papel de Estado Unidos

Tiene cada vez más claro que los palestinos e israelíes no pueden salir adelante sin el país norteamericano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Abdalá II de Jordania dijo en una entrevista emitida el domingo, que Estados Unidos sigue siendo esencial para cualquier esperanza en torno a una solución pacífica entre Israel y los palestinos, a pesar de las críticas generalizadas a la nueva postura del país americano sobre Jerusalén.

El rey Abdullah de Jordania en el Foro de Davos El rey Abdullah de Jordania en el Foro de Davos

Abdalá II de Jordania dijo en una entrevista emitida el pasado domingo por la CNN, que Estados Unidos sigue siendo esencial para cualquier esperanza por una solución pacífica entre Israel y los palestinos, a pesar de las críticas generalizadas a raíz de la nueva postura de Estados Unidos sobre Jerusalén. 

"No podemos tener un proceso de paz sin el papel de Estados Unidos", dijo el monarca en una entrevista con la CNN tras estar presente en la reciente cumbre económica en Davos, Suiza.  

El rey jordano aseguró que esto era cierto incluso después de que el presidente Donald Trump decidiera trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén desde Tel Aviv, donde casi todos los demás países tienen su embajada. 

En diciembre de 2017 Jordania consideró la medida de Trump como "una violación de las decisiones de la ley internacional y de la Carta de las Naciones Unidas"  y Abdalá reiteró sus preocupaciones al vicepresidente Mike Pence, que visitó Medio Oriente el mes pasado. 

Abdalá señaló el domingo que la decisión de Trump había "creado una reacción violenta" al dejar a los palestinos con la sensación de que "no hay un intermediario honesto" a la espera de un plan de paz. Pero agregó que le gustaría “reservar el juicio, porque todavía estamos esperando que los estadounidenses nos den una respuesta de paz”. 

La decisión de Trump fue muy bien acogida por Israel, pero ampliamente criticada en todo el mundo, lo que desató indignación y protestas entre árabes y musulmanes.  Los palestinos afirman que Jerusalén Este es la capital de un eventual estado palestino y esperaban que las conversaciones de paz algún día pudieran lograr el reconocimiento internacional de ese estado. 

"Creo que debemos darles a los estadounidenses el beneficio de la duda y trabajar juntos una vez que la Casa Blanca emita un plan de paz”, dijo Abdalá y agregó que "tenemos un plan B en esta etapa”.

El rey enfatizó que las apuestas en torno a la cuestión de Jerusalén son altas.  "Esta es una ciudad que podría crear enormes problemas para nosotros en el futuro. Es un paraguas que nos da esperanza", dijo. "Podría ser una ciudad tremenda que nos una o puede provocar una agresión y violencia que nunca antes habíamos visto". 

Jerusalén oriental estuvo bajo administración jordana hasta que Israel tomó el control en la Guerra de los Seis Días de 1967, la anexó y más tarde declaró a Jerusalén la capital indivisible de Israel, un estado nunca reconocido por la comunidad internacional.  Estados Unidos ha visto durante mucho tiempo a Jordania como una fuente de moderación y estabilidad en la región.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·