Jueves 19/10/2017. Actualizado 18:50h

·Publicidad·

Noruega

Tras sus malos resultados en las últimas encuestas de popularidad

La princesa Mette-Marit de Noruega supera los 40.000 seguidores en Instagram

Sigue la moda de la reina Rania o el príncipe Hussein de Jordania

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mette Marit de Noruega, esposa del príncipe heredero Haakon, inauguró su perfil oficial en la red social Instagram a finales de agosto. La princesa -que ya disponía de Twitter previamente- se une, de este modo, a la extensa lista de miembros de la realeza que utilizan esta página para compartir diariamente instantáneas de su vida personal y profesional con sus seguidores.


La princesa Mette-Marit de Noruega. La princesa Mette-Marit de Noruega.

La esposa del príncipe Haakon debutó en la red social con una imagen tomada a sí misma -lo que popularmente se ha denominado selfie- en uno de los salones del Palacio de Skaugum, residencia del heredero al trono noruego y su familia.

Aunque la princesa Mette-Marit tan sólo lleva unos días en Instagram, su incursión en esta popular red social ha sido todo un éxito. La esposa de Haakon ya acumula más de 40.000 seguidores que siguen de cerca sus publicaciones.

Mette-Marit se suma de este modo a la moda seguida por otras personalidades de la realeza como la reina Rania y su hijo, el príncipe Hussein de Jordania, o la esposa de Pablo de Grecia, Marie-Chantal, todos ellos usuarios fieles de Instagram. En el caso de la esposa del rey Abdalá, también asiduos de otras redes sociales como Facebook o Twitter.

Malos resultados en las encuestas de popularidad

La incorporación de Mette-Marit a Instagram se produce escasas semanas después de que salieran a la luz las últimas encuestas de popularidad de la familia real noruega.

La esposa de Haakon no salió beneficiada en estos últimos resultados. Tan sólo el cinco por ciento de los encuestados para este sondeo veía a Mette-Marit como una persona apta para asumir en un futuro el papel de reina de Noruega.

A estos resultados también se suman las críticas que tanto ella como su marido han recibido recientemente de la clase política de Noruega por elegir colegios privados para la formación académica de sus hijos, en lugar de centros públicos como ha hecho tradicionalmente la institución.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·