Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Noruega

La princesa Mette-Marit vuelve a sonreír tras el duelo por la muerte de su hermano. La heredera de Noruega recibe el apoyo del príncipe Haakon durante la visita a un taller de orientación laboral

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa heredera de Noruega ha hecho su segunda aparición pública tras la muerte del su hermano, Trond Bernsten, fallecido en los atentados de la isla de Utoya. Durante una visita al Instituto de Trabajo para Jóvenes, Mette-Marit se ha mostrado más relajada y recuperada, gracias al apoyo de su marido, el príncipe Haakon.

La princesa Mette-Marit, que se encuentra visiblemente recuperada tras el duelo por su hermano, ha acompañado a su marido al Instituto de Trabajo para Jóvenes, en Drammen. Durante la visita la pareja ha tenido numerosos gestos de complicidad y se ha mostrado muy unida en la recuperación de la princesa.

Los herederos de Noruega han seguido de cerca este proyecto, que se está llevando a cabo con fondos de la corona. El centro recibe al año hasta 200 jóvenes que necesitan asesoramiento en su vida escolar o profesional. Es la primera vez que Mette-Marit ha visitado las instalaciones, ya que su marido ha revisado la marcha de la iniciativa en varias ocasiones.

La princesa se ha interesado especialmente por el método que se utiliza en estas aulas, y ha participado en una charla introductoria a la metodología. Se trata de la fórmula de 'indagación apreciativa', basada en el diálogo y el refuerzo positivo.

Mette- Marit ha hablado con estos jóvenes para saber a qué desafíos se enfrentan, y ha compartido también sus sueños e inquietudes. Después los príncipes herederos han hecho una parada en una sala donde los jóvenes pueden practicar skate y 'BMX'.

Ésta ha sido la segunda aparición de Mette-Marit tras pasar un mes de viaje terapéutico, para recuperarse de la pérdida de su hermano. Durante el retiro de la vida pública la princesa estuvo en la India, en unza zona próxima al Himalaya y más tarde en Austria.

Tras pasar unos días en intimidad, la heredera retomó los actos públicos junto a Haakon de Noruega, en la gala del 150 aniversario de Fridtof Nansen. Aunque en esa ocasión la princesa se mostró sonriente, esta segunda aparición confirma que la pareja real ha vuelto definitivamente a la normalidad tras la tragedia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·