Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Noruega

Críticas a la Corona por elegir un colegio privado

Así es el Oslo International School, el centro en el que estudiará la princesa Ingrid de Noruega el próximo curso

Formación en inglés, clases de esquí, técnicas de supervivencia en la montaña, rafting, escalada y viaje humanitario a la India

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los hijos de los príncipes Haakon y Mette-Marit estudiarán a partir del próximo curso en colegios privados. El príncipe Sverre Magnus, de ocho años de edad, lo hará en el centro concertado Montessori situado en la capital noruega, mientras que la heredera al trono, la princesa Ingrid, continuará con su formación académica en el Oslo International School. 


Los príncipes Haakon y Mette-Marit junto a la princesa Ingrid de Noruega (2010). Los príncipes Haakon y Mette-Marit junto a la princesa Ingrid de Noruega (2010).

Esta decisión ha provocado el malestar de los ciudadanos noruegos y la clase política, ya que lo habitual es, incluso entre las familias de nivel adquisitivo alto, elegir colegios públicos para la educación de sus hijos.

El motivo que han alegado el heredero al trono y su esposa para justificar esta elección es la necesidad, especialmente en el caso de la princesa Ingrid por su condición de futura reina, de que sus hijos perfeccionen su nivel de inglés.

Oslo International School

La primogénita de los príncipes Haakon y Mette-Marit, de diez años de edad, dejará de asistir a partir del 11 de agosto a la escuela pública de Jansløkka, en Asker, para empezar un nuevo curso en el Oslo International School, situado a las afueras de la capital noruega.

Este centro privado, en el que están matriculados alrededor de seiscientos alumnos, ofrece una formación académica en inglés para niños de edades comprendidas entre tres y diecinueve años. Una educación por la, sumando los gastos del colegio de Sverre Magnus, el príncipe heredero y su esposa pagarán 25.636 euros al año.

En su nueva escuela, la princesa Ingrid compartirá clases con jóvenes de todas las nacionalidades, con los que tendrá la oportunidad de entablar amistad y perfeccionar su nivel de idiomas, un requisito indispensable para el rol que deberá desempeñar en un futuro.

Piscina, pistas de tenis y atletismo, entrenamientos de bádminton y floorball

La escuela está dotada de unas modernas instalaciones para que el alumnado no sólo adquiera un buen nivel en las distintas materias académicas impartidas durante el curso, sino que además también practique diferentes actividades deportivas que promuevan una actitud de equipo y fomente los valores del esfuerzo y el compañerismo.

El Oslo International School dispone de un enorme pabellón deportivo recientemente reformado, una sala de gimnasio, piscina olímpica y varios campos de baloncesto, tenis, fútbol o atletismo, deportes que los alumnos pueden practicar junto a otros como natación, bádminton, balonmano, fitness o floorball, en España conocido como unihockey.

Clases de esquí, excursión al bosque, técnicas de supervivencia en la montaña y descenso de ríos

El centro también dispone de una amplia oferta de actividades obligatorias en la etapa de Educación Primaria para que los estudiantes conozcan en profundidad la cultura noruega.

Los alumnos más jóvenes reciben una vez por semana, en un mes, lecciones de naturaleza y clases de esquí durante cinco semanas. También asisten a natación en una piscina climatizada cubierta, acuden a excursiones a los bosques situados en el norte de Oslo y visitan los museos y fábricas más importantes del país.

En el caso de los alumnos que cursan Educación Secundaria, los estudiantes deberán formarse en actividades tan variopintas como el aprendizaje de la vida noruega en la montaña durante el invierno, que incluye la instrucción en técnicas de supervivencia y esquí alpino, además de vela, pesca y deportes de riesgo como montar en kayak, rafting -descenso de ríos- o escalada.

Viaje a la India

Además de las actividades anteriormente mencionadas, la princesa Ingrid también podrá dar clases de música y arte dramático y participar en producciones teatrales a partir de Secundaria. Pero, sin duda, una de las prácticas más llamativas que lleva a cabo esta escuela es su programa de carácter humanitario.

Los alumnos de Primaria y Secundaria organizan distintos proyectos de recaudación de fondos para el programa Akshara en la India, destinado a mejorar la calidad de vida de las personas más desfavorecidas de ese país.

Los estudiantes pueden colaborar desempeñando tareas de voluntariado en hospitales infantiles y centros residenciales para la tercera edad. Incluso, los alumnos tienen la oportunidad de desplazarse a la India para ayudar a las comunidades rurales mediante trabajos de limpieza en las aldeas, la enseñanza de la importancia del reciclaje y visitas a orfanatos. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·