Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Mónaco se plantea legalizar el aborto en algunos casos. ¿Intervendrá el príncipe Alberto?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Parlamento de Mónaco votará mañana una proposición de ley en la que se legaliza el aborto en determinados casos, lo que supone una importante modificación en una de las normativas más restrictivas de Europa al respecto. Lo que se desconoce es si el príncipe Alberto manifestará su rechazo, tal y como hizo el gran duque Enrique I de Luxemburgo con la ley que permitía la eutanasia en ese país.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

La propuesta tiene muchas opciones de progresar, puesto que su redacción ha sido consensuada por parlamentarios y miembros del Gobierno monegasco. Hasta ahora, el aborto está estrictamente prohibido en Mónaco, donde el catolicismo es religión de Estado y donde la iglesia tiene una gran influencia en la política. Su práctica está penada con hasta diez años de cárcel y la retirada de la autoridad parental, lo que ha llevado a muchas monegascas a abortar fuera del pequeño territorio, que tiene una de las legislaciones más restrictivas de Europa al respecto, junto con Irlanda y Malta. La reforma que se votará mañana introduce tres supuestos en los que el aborto no será ilegal: en caso de que el embarazo suponga un riesgo para la madre, cuando se demuestre que hay peligro de problemas graves e irreparables para el feto y en caso de violación. Para eso, los diputados tendrán que aprobar la reforma del artículo 248 del Código Penal y del 323 del Civil. No es la primera vez que los diputados monegascos deben pronunciarse sobre la despenalización del aborto en determinados supuestos. En 2006, los parlamentarios prepararon una reforma similar a la actual, pero el Gobierno les devolvió un texto "descafeinado", lo que provocó una oleada de protestas de las asociaciones feministas del Principado. Los medios hablaron entonces de intervención directa del Palacio para echar abajo la propuesta. Ahora, la reforma se ha propuesto en un ambiente de diálogo entre los diferentes grupos. Lo que se desconoce es si el príncipe Alberto manifestará su rechazo a la modificación, tal y como hizo el gran duque Enrique I de Luxemburgo con la ley que permitía la eutanasia, que entró en vigor a mediados de este mes en ese país. Entre otros puntos, la ley prevé la creación de un centro de coordinación parental y apoyo familiar que informe y acompañe a las mujeres embarazadas y que estará encargado de determinar los supuestos en los que el aborto no será ilegal. Ese centro puede estar en el prestigioso hospital Princesa Grace, que quizá sea también el centro sanitario encargado de efectuar las interrupciones autorizadas del embarazo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·