Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Boda real de Mónaco: el príncipe Alberto quiere ser padre pronto; la princesa Charlenne Wittstock está habituada a las tareas monárquicas que deberá ejercer tras el enlace

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la boda real británica, el segundo enlace del año está a la vuelta de la esquina. El príncipe Alberto de Mónaco y Charlenne Wittstock hablan de los detalles de su boda el 2 de julio y de sus planes de futuro.

En una entrevista a la cadena alemana ZDF, la pareja, que se mostró encantadora y muy enamorada, comentó algunos detalles de su próximo enlace como la lista de invitados (alrededor de 4000), sus ganas de convertirse lo más pronto posible en padres o el reto que supone para Charlenne convertirse en la princesa monegasca.

Los novios se dedicaron continuos halagos durante la grabación, sobre todo de Alberto hacia Charlenne, sorprendida de la buena relación que existe entre ella y sus hermanas y de la rapidez con la que se ha habituado a las tareas que deberá ejercer cuando estén casados.

La capital monegasca ya está preparando todos los detalles para el enlace real del próximo 2 de julio, en la que será la segunda boda real de este año, y según la pareja, con más invitados que a la unión de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·