Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Está volcado en la protección del medio ambiente

Autobuses híbridos para Mónaco: la última iniciativa ecologista del príncipe Alberto

Probó uno de los siete vehículos propulsados por biodiesel y electricidad que circularán por la ciudad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe Alberto ha vuelto a mostrar su compromiso con el medio ambiente. Ha probado uno de los autobuses híbridos que la compañía de transporte monegasca pondrá a disposición de los usuarios durante 2016.

Alberto de Mónaco en un autobús híbrido. Alberto de Mónaco en un autobús híbrido.

Alberto de Mónaco ha presentado el nuevo autobús híbrido que recorrerá las calles de Mónaco a partir del primer trimestre de 2016 gracias a la inversión de la compañía de transportes del Principado.

La ciudad contará con siete nuevos vehículos híbridos, los cuales estarán equipados con motores nuevos para así reducir las emisiones nocivas. Además necesitarán el uso de biodiesel para su funcionamiento, lo que también disminuirá la contaminación de la ciudad.

A la presentación del nuevo vehículo también ha acudido Marie-Pierre Gramaglia representando a la consejería de Instalaciones, Medio Ambiente y Planificación y el presidente del consejo de administración de la Compañía de Autobuses de Mónaco (CAM), Jean-Joseph Pastor.

Concienciado con el medio ambiente

Alberto de Mónaco es uno de los monarcas que más volcado está con el impacto del cambio climático y en busca de nuevas alternativas más ecológicas. Durante los últimos años ha realizado numerosos viajes para extender esta mentalidad.

Uno de ellos fue en 2009, momento en el que viajó a la Antártida junto con estudiantes y científicos con el fin de conocer la huella que deja el cambio climático en el ecosistema polar.

Además, también defendió la utilización del biofuel para las carreras de Fórmula 1. Bajo su opinión, este cambio ayudaría a limitar la emisión de gases nocivos para la capa de ozono.

Sin embargo, no es todo oro lo que reluce. Hace unos años, los ciudadanos del Principado de Mónaco acusaron al monarca de descuidar a sus obligaciones y estar viajando para defender el medio ambiente y el cambio climático.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·