Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

La invitación para la boda de Alberto de Mónaco es para el rey. La Casa Real decidirá a última hora si don Juan Carlos está en condiciones de asistir

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos será el único miembro de la Familia Real que podría acudir a la boda real de Mónaco. La invitación se ha cursado para el él y no decaerá en otro representante. La Casa del Rey estudia la posibilidad de que el monarca asista al enlace, siempre que se encuentre en condiciones de viajar a Montecarlo por la evolución de su rodilla.

Según ha sabido Monarquía Confidencial, se va a esperar hasta el último momento para tomar una decisión definitiva sobre la presencia de don Juan Carlos en el enlace. Todo dependerá de la evolución de su rodilla. Sin embargo, en ámbitos cercanos a La Zarzuela se ve poco probable que el monarca pueda estar en condiciones este mismo sábado para aguantar varias horas de pie en una celebración de estas características.

La Casa Principesca de Mónaco solo ha invitado a jefes de Estado a la ceremonia, ya que esa es la distinción que ostenta el príncipe Alberto. Por tanto, la invitación que se ha recibido en Zarzuela está dirigida exclusivamente al rey, es decir, que ni la reina, ni los príncipes de Asturias, ni las Infantas Doña Elena o doña Cristina representarán al monarca en el enlace.

En esta ocasión se ha querido seguir estrictamente el protocolo y no se ha gestionado otra representación, ya que no se trata de una boda real y sí principesca, y a la que no asisten los máximos representantes de las casas reales. Don Juan Carlos no tiene por costumbre asistir a bodas, pero además en esta ocasión continúa convaleciente de la operación de rodilla que se le practicó el pasado 3 de junio.

Aunque en algunos medios se dio por hecho que Don Felipe y doña Letizia asistirían a la boda, como han hecho en otros acontecimientos de este tipo, en realidad su presencia en Mónaco nunca fue confirmada por el Palacio de La Zarzuela.

La que si podría viajar a Montecarlo es la hermana del Rey, Pilar de Borbón, a título personal, ya que mantiene una especial relación con Alberto de Mónaco por su trabajo en el Comité Olímpico Internacional (COI).

En la boda de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, la Casa Real británica invitó a los reyes, aunque no estaban obligados a asistir ya que el que se casaba era el heredero del heredero y, por tanto, no era una boda de Estado. Luego se decidió que acudiera la reina acompañada de los príncipes de Asturias.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·