Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

La boda real de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock quiere acercarse al pueblo: ceremonia religiosa al aire libre, concierto para 15.000 personas y un Lexus LS 600h L para el recorrido nupcial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A diferencia del enlace de Guillermo y Catherine en Inglaterra, los príncipes de Mónaco celebrarán dos ceremonias: una civil, el 1 de julio, y otra religiosa, al día siguiente, abierta a todos los ciudadanos.

Según explica la prensa local, la pareja ha querido compartir su gran día con todos los ciudadanos para que puedan ser testigos de este día tan especial en el que la ex nadadora olímpica sudafricana se convertirá en princesa.

Desde el jueves 30 de junio, los novios se volcarán con sus compatriotas. Ese día, ofrecerán un concierto especial para los ciudadanos monegascos, las personas que trabajan en el Principado y algunas de las comunidades vecinas. Según algunas estimaciones, más de 15.000 personas podrán disfrutar de la música de la popular banda de rock Eagles con un concierto que se celebrará en el Estadio Louis II.

La pareja ha querido expresamente que a diferencia de lo que sucedió con el príncipe Rainiero y Grace Kelly, que se casaron en la catedral de Mónaco, los ciudadanos puedan ser testigos de todos los detalles que los novios y los invitados compartirán durante la ceremonia religiosa.

El oficio comenzará a las 17:00 del sábado 2 de julio y las puertas del palacio permanecerán abiertas para que más de 3.500 personas sigan en directo la ceremonia por las pantallas gigantes que se colocarán en la Plaza del Palacio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·