Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Alberto II de Mónaco se enfrenta a duras críticas de sus ciudadanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alberto II de Mónaco sólo lleva cuatro años en el poder y ya se enfrenta a una gran ola de críticas por parte de los ciudadanos monesgascos, que cuestionan sus modificaciones en las leyes bancarias y su falta de atención a la hora de tener un heredero.

Durante el mandato del píncipe Rainiero era extremadamente complicado ver a los monegascos criticar su forma de gobernar, una tendencia que ha variado desde que su hijo Alberto está en el trono.

El Daily Telegraph acaba de publicar un artículo en el que destaca algunas opiniones negativas de los ciudadanos de Mónaco hacia su Soberano, entre las que destacan que "trate a Mónaco como su lugar de vacaciones" -le acusan de que siempre esta viajando por motivos relacionados con el cambio climático- y que "no se haya tomado suficientemente en serio la necesidad de tener un heredero". Al Príncipe también le cuestionan que lleve un modo de vida "católico", pero que, por el contrario, no haya formalizado su relación con su novia, la nadadora sudafricana Charlene Wittstock; vamos: que ni se haya casado ni haya tenido descendencia.

El descontento con la soberanía del Príncipe no viene sólo de las masas. También se ha granjeado muchas polémicas entre los empresarios por ceder a las presiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico para que Mónaco deje de ser, como Liechtenstein o Andorra, un paraíso fiscal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·