Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Luxemburgo

El padre del Gran Duque de Luxemburgo rememora su participación en el Desembarco de Normandía

Luxemburgo

La familia ducal celebra en las playas del norte de Francia la ofensiva aliada, en la que tomó parte el entonces heredero al trono Juan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este 6 de junio de 2014 se cumplió el 70 aniversario de un acontecimiento militar que cambió la Historia de Europa: el desembarco aliado en las playas de Normandía, que cambió el signo de la Segunda Guerra Mundial y precipitó el fin del nazismo. En los actos de conmemoración estuvo presente el único miembro de la realeza europea que participó en el día D: Juan de Luxemburgo.

El Gran-Duque Juan de Luxemburgo, en la ceremonia de conmemoración del Desembarco de Normandía. El Gran-Duque Juan de Luxemburgo, en la ceremonia de conmemoración del Desembarco de Normandía.

El aniversario de uno de los episodios más famosos de la Historia militar acudieron los máximos mandatarios de países implicados en la Segunda Guerra Mundial: los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de Rusia, Vladimir Putin; de Francia, François Hollande; la canciller de Alemania, Angela Merkel; el primer ministro del Reino Unido, David Cameron...

A la playa francesa de Ouistreham también acudieron la reina de Inglaterra, Isabel II, además de su hijo Carlos y su nieto Guillermo; los soberanos de Bélgica, Felipe y Matilde; los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima; y los grandes duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, entre otros miembros de las casas reales de los países europeos implicados en la contienda mundial.

Enrique de Luxemburgo también estuvo acompañado por su padre, el Gran Duque Juan -que abdicó en Enrique en 2000-, para quien los actos de conmemoración del Día D tienen un especial significado: en 1944, con 23 años y siendo ya heredero al gran ducado, Juan de Luxemburgo participó como soldado en el desembarco de Normandía.

Voluntario en el ejército británico, libertador de Luxemburgo

Al igual que Holanda, Bélgica y Francia, el pequeño ducado de Luxemburgo fue invadido por las tropas alemanas de Hitler en 1940, por lo que la familia ducal tuvo que exiliarse a Estados Unidos, Canadá y finalmente Londres. En 1942, el gran duque heredero Juan, hijo de la gran duquesa Carlota, decidió alistarse para luchar por liberar a su país del yugo nazi.

Para ello, Juan de Luxemburgo se unió como voluntario al regimiento de Guardias Irlandeses del ejército británico. Con esta unidad se formó como militar y ascendió a teniente. El 11 de junio de 1944, cinco días después del comienzo de la Operación Overlord, el regimiento de Guardias Irlandeses desembarcó en la playa de Bayeaux, en Normandía, como parte de los casi tres millones de soldados aliados que llegaron a la costa francesa en sucesivas oleadas.

En los meses posteriores, el heredero del gran ducado de Luxemburgo participó en operaciones militares como la liberación de Bruselas el 3 de septiembre. Después dejó su unidad para unirse a la de su padre, el gran duque consorte Félix, y ambos entraron triunfalmente el 10 de septiembre en Luxemburgo, ya libre de la ocupación alemana.

Tras un nuevo período en el frente de batalla, finalmente el padre del actual gran duque preparó el regreso a su país de toda la familia ducal en abril de 1945.

Después de la guerra, Juan de Luxemburgo se convirtió en presidente de la Asociación de Combatientes Veteranos Luxemburgueses. Desde entonces, y también como jefe de Estado, ha acudido a los aniversarios del día D. También este año se le pudo ver compartir recuerdos con los compañeros de armas del ejército británico con los que desembarcó en Normandía en 1944.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·