Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Tal y como hizo su prima hace unos meses

Otra princesa japonesa ha elegido renunciar a su título real para casarse

Ayako se ha comprometido recientemente con su novio Kei Moriya, un plebeyo de 32 años, y se casarán en octubre. Es la tercer miembro que abandona la Familia Real

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de que su prima la princesa Mako, de 26 años, renunciara a su título real el año pasado para poder casarse con su prometido, Kei Komuro, la princesa japonesa Ayako ha decidido seguir a su corazón y renunciar a su título también. 


La princesa Ayako de Japón La princesa Ayako de Japón MonarquiaConfidencial

Según un anuncio oficial, la princesa Ayako, de 27 años, se ha comprometido recientemente con su novio Kei Moriya, un plebeyo de 32 años. Se casarán en octubre.

Aunque el príncipe Harry y el príncipe Guillermo se casaron con plebeyas y permanecieron en la familia real británica, eso no siempre es de rigor en todo el mundo. En el caso de la princesa Ayako, tendrá que abandonar la familia real japonesa tan pronto como se case.

Moriya trabaja para una compañía naviera japonesa, y él y la princesa Ayako se conocieron a través de sus padres el año pasado. La madre de la princesa Ayako los presentó para inspirarla a abogar por los derechos humanos, pero obviamente eso no fue exactamente como lo planearon y al final se enamoraron.

Cuando la princesa Ayako se case en octubre, será la segunda princesa en dejar a la familia en los últimos dos años; la otra era su prima, la princesa Mako. La hermana mayor de la princesa Ayako, la princesa Noriko, también dejó la familia real en 2014 cuando se casó con un plebeyo. Después de que la princesa Ayako y Moriya se casen, la familia real japonesa solo estará compuesta por 17 miembros. (Si algún príncipe está buscando una princesa, HMU.)

Dicho esto, según los informes, los legisladores japoneses están trabajando para cambiar las leyes que ordenan el orden de sucesión solo para hombres y obligan a las mujeres que se casan con plebeyos a abandonar la familia. Pero a pesar de tener que dejar a su familia para casarse con la persona que quiere probablemente no sea ideal, la Princesa Ayako está viviendo el mejor momento de su vida.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·