Martes 19/06/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

A pesar de ser la más antigua

Por qué algunas mujeres de la Familia Real de Japón tienen que renunciar al título para casarse

En el país asiático si una princesa se quiere casar con un "plebeyo" tiene que renunciar al trono antes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Mako ha sido la última de la Familia Real en anunciar su boda con Kei Komuro. Al no pertenecer este último a la corona, si Mako se casa con él perderá su título como princesa y nunca podrá llegar al trono. Tras conocer esto, Mako ha decidido retrasar su boda hasta 2020 por lo que, hasta que decida lo contrario, seguirá siendo princesa. 

La princesa Mako y su prometido Kei Komuro anuncian su compromiso La princesa Mako y su prometido Kei Komuro anuncian su compromiso

La polémica surge porque Mako contraerá matrimonio con un plebeyo y por consiguiente perderá su estatus real. La princesa se comprometió con Kei Komuro, un jóven de su misma edad que trabaja en un bufete de abogados. La pareja se conoció hace unos cinco años a través de un amigo en Universidad Cristiana Internacional, a la que ambos asistieron. Tanto el Príncipe Akishino como su esposa Kiko aceptaron la unión, según informó la casa real. Será el primer compromiso de uno los cuatro nietos del emperador Akihito y de la emperatriz Michiko.

A los pocos días de anunciar la boda, Mako se ha echado para atrás y la ha retrasado, por miedo a perder su título como princesa. La noticia del compromiso llegó en mayo de 2017 en un momento en que el gobierno del primer ministro Shinzo Abe estaba preparando un proyecto de ley para permitir que el emperador de 83 años abdicase y dejara el trono en manos del príncipe heredero Naruhito.

Si ahora que la princesa Mako ha anunciado su boda se llaga a casar, esta sería la primera abdicación de Japón en unos 200 años. Si esto sucede el príncipe Akishino, el hermano menor del príncipe heredero, será el siguiente en línea de sucesión.

Bajo la Ley de la Casa Imperial, las mujeres miembros de la familia pierden el estatus real cuando se casan con plebeyos. Además, en la actualidad la ley no permite que las mujeres accedan al trono. Así que cuando la princesa Mako contraiga matrimonio, el número de miembros de la familia imperial caerá a 18. Y de ese total, 13 son mujeres.

Hubo un debate en Japón a finales de 2017, sobre si puede el sistema imperial sobrevivir en Japón sin una drástica reforma en su sistema de sucesión. La mayoría de los expertos dicen que no y que al final se necesitarán reformas, como permitir que las mujeres puedan convertirse en emperatrices.

Una encuesta divulgada en Japón señala que el 86% de los japoneses están a favor de que las mujeres puedan acceder al trono. El principal partido opositor, el Partido Demócrata, pidió una discusión más profunda para permitir a las princesas que tengan su propia rama dinástica dentro de la familia imperial después de casarse con plebeyos como una manera de hacer frente a la reducción del tamaño de la familia real. 


Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·