Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Se reunió con el sucesor, Vajiralongkorn

El emperador de Japón honra al anterior rey de Tailandia

Akihito y su esposa depositaron una corona de flores en la capilla en la que se guardan los restos de Bhumibol, que podrían ser incinerados a finales de diciembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras se resuelve la reforma legal para permitirle abdicar en su hijo Naruhito, como es su deseo, el emperador Akihito de Japón mantiene su actividad oficial, con viajes al extranjero incluidos. Recientemente hizo una pequeña gira por el sudeste asiático, con parada en Vietnam y Tailandia.

Akihito y Masako colocan una corona de flores junto al féretro del rey Bhumibol de Tailandia. Akihito y Masako colocan una corona de flores junto al féretro del rey Bhumibol de Tailandia.

Akihito expresó en agosto su deseo de ser relevado el frente del trono del Crisantemo. Sin embargo, esta posibilidad no se contemplaba en la ley que regula la familia imperial, por lo que el gobierno japonés tuvo que ponerse manos a la obra para cambiarla.

El proceso se está ralentizando por diferencias sobre el alcance de esta reforma, tan sensible por afectar a una institución que hasta hace unas décadas estaba divinizada en Japón.

Pero esto no está frenando al emperador Akihito, que mientras tanto mantiene viajes al extranjero, que podrían ser los últimos que hace como emperador a ciertos países. En la última semana viajó a Vietnam y a Tailandia.

En este último caso, la visita es especialmente simbólica porque es el primer encuentro entre el emperador Akihito de Japón y el nuevo rey de Tailandia, Vajiralongkorn.

Akihito recordó la “estrecha amistad” que tuvo con el anterior rey tailandés, Bhumibol, que reinó durante siete décadas y que coincidió durante años con Akihito, tanto como príncipe heredero como el calidad de emperador de Japón.

En su visita a Bangkok, Akihito y su esposa Michiko acudieron al salón del trono del gran palacio en el que está colocado el féretro de Bhumibol, fallecido el pasado mes de octubre. El emperador de Japón y su esposa acudieron a honrar y presentar sus respetos al rey fallecido, y colocaron una corona de flores en el salón del trono. También firmaron en el libro oficial de condolencias.

Por cierto, que la hija de Bhumibol ha presentado a la junta militar una propuesta para que los restos de su padre sean incinerados en los últimos días de diciembre. El proceso funerario de los reyes de Tailandia dura meses, más de un año.

Después de honrar al rey muerto, el todavía emperador de Japón y su consorte se reunieron por primera vez con el monarca tailandés Vajiralongkorn.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·