Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Todos estos edificios están situados en Tokio

Japón ya estudia dónde residirá el emperador cuando abdique

El gobierno nipón se plantea que Akihito pase a ocupar el palacio en el que viven ahora el príncipe heredero Naruhito y su esposa Masako

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras se tramita la reforma de la ley de la familia imperial que permitirá al emperador de Japón abdicar, el gobierno de ese país prepara los distintos detalles del día después de que se haga efectiva la voluntad de Akihito de dejar paso a su hijo Naruhito. Por ejemplo, ya está estudiando dónde residirá el “ex emperador”.

El emperador Akihito, con su hijo Naruhito a su lado. El emperador Akihito, con su hijo Naruhito a su lado.

Desde que el pasado mes de agosto Akihito sorprendiera a los japoneses anunciando que, por su edad y su estado de salud, deseaba abdicar la corona imperial, el gobierno del primer ministro Shinzo Abe se ha aplicado en regular la sucesión.

La ley de la familia imperial no contemplaba hasta ese momento la posibilidad de que el emperador abdicara. De ahí que Akihito no pudiera cumplir su deseo en ese momento, como pudieron hacer otros monarcas en los últimos años: Beatriz de Holanda, Alberto de Bélgica, Juan Carlos I de España...

El asunto se está alargando porque la apertura de la reforma de la ley suscitó el debate de si ya se debía aprovechar para eliminar la discriminación de las mujeres, excluidas de la sucesión. El asunto está en trámite parlamentario, y cada vez se manejan fechas más lejanas de cuando se prodría llevar a efecto el relevo para que Akihito deje el trono del Cristantemo y lo asuma su hijo Naruhito.

Mientras se tramita la ley, hay otros asuntos que ya se van preparando. Distintos medios japoneses han informado que el gobierno japonés está estudiando algunos aspectos del “día después”: por ejemplo, dónde residirán el “ex emperador” Akihito y su esposa Michiko.

Y una de las posibilidades que se baraja como más probable consiste en que los ahora emperadores “intercambien” con los ahora príncipes herederos sus respectivos palacios. El emperador Akihito reside en el Palacio Imperial de Tokio, mientras que Naruhito ocupa desde hace años el Palacio Togu, en el cercano complejo de Akasaka en el que se sitúan otros edificios de la casa imperial, como la residencia de invitados y otras residencias destinadas a otros miembros de la familia.

La idea del gobierno japonés es que como Naruhito, ya como emperador, tendrá que trasladarse al Palacio Imperial de Tokio con su esposa y sus hijos, Akihito y Masako podrían instalarse en el palacio que su hijo y su nuera dejarán libre en Akasaka.

Eso sí, se prevé que habría algún tipo de reforma o renovación del Palacio Imperial -en la parte privada- con ocasión del relevo en el trono; una vez concluida ésta, se procedería al cambio de inquilinos. Naruhito ya utilizaría las estancias destinadas a actividades oficiales, sus padres se instalarían temporalmente en otra villa imperial, y al terminar las obras se completaría el cambio de residencias.

Hay que señalar que Akihito y Michiko ya vivieron en el complejo de Akasaka como príncipes herederos desde 1960 hasta 1993. De hecho, no comenzaron a vivir en el Palacio Imperial de Tokio hasta varios años después de que Akihito fuera proclamado emperador en 1989.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·