Martes 19/06/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Holanda

El Consejo de Estado ha recibido la petición

El sucesor ilegítimo del heredero carlista exige sus derechos hereditarios en Holanda

Carlos Javier de Borbón-Parma se enfrenta a un problema: que el hijo que tuvo fuera del matrimonio pueda reclamar en el futuro el título ducal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El duque de Parma, que ostenta el título de príncipe de Holanda, se considera un pretendiente carlista al trono del rey Felipe VI. Carlos Javier de Borbón-Parma tiene tres hijos de su actual matromonio y otro mayor que tuvo sin estar casado. Ahora su hijo ilegítimo, Carlos Hugo Klynstra, ha pedido al Consejo de Estado Holandés que se le otorguen sus derechos hereditarios. 

Carlos Javier de Borbón-Parma, durante el juramento de los fueros. Carlos Javier de Borbón-Parma, durante el juramento de los fueros.

El Consejo de Estado Holandés ha recibido la petición de Carlos Hugo Klynstra, un joven de 21 años, reclamando que quiere recibir el tratamiento de Alteza Real. Carlos Hugo heredó su apellido materno pero su padre biológico es Carlos Javier de Borbón Parma, hijo del fallecido Carlos Hugo de BorbónParma y de la princesa Irene de Holanda, hermana de la antigua reina Beatriz. 

El duque de Parma, también conocido como príncipe de Holanda, es considerado un pretendiente carlista al trono del rey Felipe VI, se enfrenta ahora a un problema. Tiene cuatro hijos: tres que ha tenido con su actual esposa y uno que tuvo fuera de matrimonio, Carlos Hugo Klynstra. 

Carlos Hugo es fruto de la relación de Carlos de Borbón-Parma con Brigitte Klynstra, la hijastra del conde Adolfo van Rechteren Limpurg. Aunque los dos estaban muy enamorados, el padre del príncipe, Carlos Hugo, se opuso a ese matrimonio y finalmente decidieron finalizar su romance. Aun así, Carlos de Borbón-Parma aceptó al niño y es un nieto más para la princesa Irene, hermana de Beatriz de Holanda. 

Ahora el duque de Parma se enfrente a un problema. De sus hijos, Carlos Hugo sería su sucesor, ya que es el mayor. Pero al nacer fuera del matrimonio, el príncipe de Holanda no quiere que los derechos dinásticos los preserve él y tampoco que reclame el título ducal. Este problema ha sido una de las razones por las que no ha habido nunca relación entre Carlos Javier Borbón-Parma y su hijo de 21 años.

En este sentido, Carlos Javier Borbón-Parma explica que nunca ha negado la paternidad, pero que no lo reconoció legalmente porque se trata “de un asunto personal muy triste”. El príncipe de Holanda ha reconocido que la madre de Carlos Hugo, Brigitte Klynstra, decidió por su cuenta tener el hijo. “Ella quiso tenerlo y yo lo respeté”. Cuando el niño nació en 1997, ella tenía 38 años y él 26. Eran amigos pero no estaban casados ni pretendían tener un futuro juntos. Por esta razón el duque de Parma quiso desentenderse de su educación y por ello Carlos Hugo lleva el apellido de su madre. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·