Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En Colmenar Viejo (Madrid)

El rey vuelve a la base donde recibió las “alas doradas” de piloto de helicópteros

Asistirá al 50º aniversario de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, donde ya ha volado varias veces en estas aeronaves

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra celebran este 2016 el 50º aniversario de su creación. A los actos de celebración en la Base “Coronel Maté” en el municipio madrileño de Colmenar Viejo asistirá el rey Felipe, que tiene cierta relación ‘personal’ con la unidad de helicópteros del Ejército de Tierra.

Don Felipe, en un helicóptero del Ejército de Tierra. Don Felipe, en un helicóptero del Ejército de Tierra.

En 1966 llegaron a la base de Colmenar Viejo las primeras aeronaves con las que se crearon las unidades de helicópteros del Ejército de Tierra, que ahora integran las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, las FAMET. Además, también adquirió la entidad de batallón, pasado de ser la Compañía de Aviación Ligera del Ejército de Tierra (creada en 1965) a la UHEL-XI, con dependencia directa de la Capitanía General de la 1ª Región Militar.

Esta unidad está organizando en las últimas semanas distintos actos para conmemorar su medio siglo. Como colofón han organizado una celebración a la que este jueves 23 de junio acudirá Felipe VI.

Monarquía Confidencial ha podido saber que a su llegada a la base de las FAMET a las 11:30 pasará revista a las tropas de la unidad. Además, los militares rendirán honores a don Felipe como Capitán General de las Fuerzas Armadas.

El acto, en el que el Jefe del Estado estará acompañado por el ministro de Defensa Pedro Morenés y altos mandos militares, también incluirá una entrega de premios y diplomas a miembros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra.

Probablemente la celebración tendrá también un desfile de aeronaves en la base de Colmenar. Lo que en principio no está previsto es que don Felipe se ponga a los mandos de un helicóptero, algo que sí ha hecho en anteriores ocasiones.

Las “alas doradas” de piloto

No en vano el rey tiene la acreditación de piloto de helicópteros tanto del Ejército de Tierra como de la Armada y posee la aptittud para vuelo instrumental en el 402 Escuadrón de las Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire.

Fue precisamente en el cuartel de Colmenar Viejo cuando en 1997 el entonces príncipe Felipe recibió las “alas doradas”, la insignia que distingue a los pilotos de helicópteros del Ejército de Tierra. Fue en 1997, y antes y después de esa fecha don Felipe ha dado muestra de su capacidad de dirigir estas aeronaves.

Por ejemplo, en 2007 se puso a los mandos de un helicóptero en la Base Aérea de Armilla, en Granada. Al año siguiente el príncipe de Asturias y ahora rey visitó otra base de helicópteros del Ejército de Tierra, en este caso en Almagro (Ciudad Real).

Allí don Felipe tuvo la oportunidad de volar como copiloto en un Tigre, el nuevo modelo de helicóptero de ataque que por entonces iba a incorporar el Ejército de Tierra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·