Jueves 23/11/2017. Actualizado 12:23h

·Publicidad·

España

El único suspenso del rey como estudiante: no supo dibujar la bandera de la Falange

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Bono, ex presidente del Congreso, publica hoy su primer tomo de memorias en las que relata más de veinte años de relación con políticos, mandatarios y miembros de la familia real. En los tres tomos que compondrán el total de su biografía ha puesto en orden más de 17.000 folios de notas diarias que ha ido escribiendo durante este tiempo. Dedica un apartado especial a las confesiones que le hizo el rey.

Entre las figuras que destacan en este primer tomo se encuentra don Juan Carlos, con el que compartió algunas confidencias durante encuentros oficiales y no oficiales, y otros miembros de la familia real.

Aunque en una entrevista que ofreció a una conocida revista hace meses Bono afirmó que el resultado sería "más del gusto del rey que de sus cortesanos", a lo largo del relato desvela secretos e intimidades del monarca que nunca antes habían visto la luz.

El primer volumen titulado "Les voy a contar" abarca desde 1992 hasta 1997, etapa en la que ostentaba la presidencia de Castilla-La Mancha.

Estas son algunas de las anécdotas que el ex ministro relata sobre sus conversaciones con el rey:

--Don Juan Carlos de estudiante de bachiller: "pasaba vergüenza porque eran exámenes orales y a veces mis compañeros pateaban o protestaban mi presencia, sin duda alimentados por padres falangistas. El único suspenso que tuve fue en Formación del Espíritu Nacional cuando me hicieron pintar una bandera de Falange y no supe: creo que pinté una bandera republicana y me suspendieron", explica Bono.

--El rey durante su primera entrevista con Franco: "Tenía ocho años y me llevaron al despacho del caudillo. Yo me distraje un poco porque vi pasar un ratón y por lo visto aquello no gustó a Franco: 'Este chaval no hace caso a lo que se le dice'. Ya me contarás si no era para distraerse ver un ratón en El Pardo".

En esta primera entrega, José Bono también relata algunas anécdotas de la infanta Margarita y del conde de Barcelona, padre del rey.

También ha querido compartir la discusión que tuvo con Alfonso Guerra, y que le llevó a romper la amistad que compartían, y sus vivencias durante los escándalos del GAL o Finesa.

Bono ha matizado que sus diarios "no son unas memorias en almíbar ni una colección de peras en dulce para agradecer favores o justificar errores", son simplemente "un relato de hechos vividos que no quiere hacer daño gratuito ni a España ni a nadie".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·