Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

España

En la celebración en el Palacio Real

Los reyes muestran su complicidad durante la Pascua Militar

Intercambiaron confidencias muy sonrientes. Doña Letizia cogió del brazo a don Felipe y él le indicó que se acercara en el Salón del Trono

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Palacio Real acogió este 6 de enero la segunda celebración de la Pascua Militar que preside Felipe VI como rey de España. Se trata de uno de los actos más solemnes de la agenda de la casa real, en el que a pesar del rígido protocolo don Felipe y doña Letizia dejaron muchos gestos de complicidad.

Los reyes Felipe y Letizia, durante la Pascua Militar. Los reyes Felipe y Letizia, durante la Pascua Militar.

Los reyes llegaron juntos en coche hasta la puerta de la Plaza de la Armería del Palacio Real. Allí fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Defensa e Interior.

Después de escuchar el himno de España y las 21 salvas en honor a los reyes, Felipe VI pasó revista a la guardia de honores. Estaba formada por tres compañías, una del Ejército de Tierra, otra de la Armada y otra del Ejército del Aire, mientras sonaban los acordes de la Marcha del Viejo Almirante, que se compuso en honor al abuelo del rey, don Juan de Borbón. También pasó revista a un escuadrón de lanceros y coraceros de la Escolta de la Guardia Real, y a la bateria real.

Los reyes saludaron a las decenas de personas que esperaban detrás de unas vallas para ver a los militares. Después entraron al Palacio Real, en cuya sala Gasparini tuvo lugar el besamanos con todos los asistentes a la Pascua Militar de este año.

Ya durante el besamanos se pudo ver a don Felipe y doña Letizia intercambiar sonrisas y cortos comentarios entre los saludos a los mandos militares.

Pero los gestos de complicidad entre los reyes se hicieron más patentes de camino al Salón del Trono, donde se iban a entregar las condecoraciones y donde iban a tener lugar los discursos del ministro de Defensa y del rey.

Don Felipe y doña Letizia fueron caminando juntos, charlando y compartiendo confidencias en privado. Se les veía muy sonrientes e intercambiaron gestos de complicidad. A la reina incluso se la pudo ver reirse a carcajadas aunque de forma discreta.

Mientras esperaban a que entraran en el Salón del Trono los mandos militares y autoridades, la reina cogió del brazo a don Felipe, en un gesto de cariño muy natural. Después, cuando ambos se situaron junto a los tronos destinados a los reyes, fue Felipe VI el que hizo un gesto a su esposa para que se colocara más cerca de él.

El rey cambia la Armada por el Ejército de Tierra

Otro de los detalles de este acto fue que la imagen de don Felipe fue muy distinta de la de su primer Pascua Militar. Como es tradición en los grandes actos militares -también el día de la Fiesta Nacional del 12 de octubre y el Día de las Fuerzas Armadas-, el rey va rotando los uniformes de los tres ejércitos.

Si en 2015 vistió el uniforme de capitán general de la Armada, este año llevó el del Ejército de Tierra. Además, comparando ambas imágenes llama la atención el contraste entre la barba (ya con algunas canas) del año pasado y el rostro afeitado de este 6 de enero.

El año pasado, en su primera Pascua Militar como reina, doña Letizia lució un vestido azul verdoso, de manga larga y largo hasta los pies, con dibujos en los costados, y zapatos y bolso del mismo color. Además, llevó el pelo suelto.

Este 6 de enero, la reina optó con combinar el negro y el blanco. Sobre un vestido negro con falda larga, estampada y abierta por la parte posterior por debajo de las rodillas llevó una chaqueta blanca con botones negros. Entre los complementos destacaban los pendientes y un bolso de mano negro. Doña Letizia cambió su peinado este año y se decidió por un moño bajo.

Un mensaje a los militares en el exterior

Además de con las palabras de su discurso, el rey Felipe quiso hacer un reconocimiento expreso a los militares y guardias civiles desplegados en operaciones en el exterior. Según informó el Estado Mayor de la Defensa, les envió un mensaje en el que en nombre de la reina y de toda la familia real, les felicitaba de forma cordial y cariñosa.

“Me siento orgulloso de vuestra valiosa y generosa entrega al servicio de España”, les dijo el rey, que además les daba las gracias “por vuestra labor abnegada que realizáis lejos de nuestra patria y de vuestros seres queridos, con gran esfuerzo y dedicación”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·