Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Esta semana no tiene agenda oficial

El rey sigue el debate de investidura desde su despacho

Felipe VI se mantiene puntualmente informado del proceso para formar Gobierno. La presidenta del Congreso le tendrá que comunicar el resultado de las votaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy se somete estos días a su primer debate de investidura después de las elecciones generales del 26 de junio. Acude al Congreso de los Diputados tras ser propuesto como candidato a presidente del Gobierno por Felipe VI, que vive su segunda investidura como rey.

Felipe VI y Mariano Rajoy. Felipe VI y Mariano Rajoy.

A finales del mes de julio, don Felipe concluyó la ronda de consultas con los representantes de los grupos políticos con representación en las Cortes y propuso a Mariano Rajoy como candidato a presidente del Gobierno.

Éste ha dedicado casi todo el mes de agosto a tratar de sumar a los 137 diputados del PP los apoyos necesarios para ser investido jefe del Ejecutivo. Tal y como ocurrió con Pedro Sánchez en invierno, Rajoy ha tenido tiempo tras el encargo del rey antes de someterse a la sesión de investidura.

Esas semanas de “impasse” político permitieron a Felipe VI viajar con la reina Letizia y las infantas Leonor y Sofía a Palma de Mallorca, para pasar al menos una semana en el Palacio de Marivent y cumplir las tradicionales vacaciones en Baleares de la familia real.

Tras la audiencia a las autoridades y la sociedad civil de Baleares en el Palacio de la Almudaina, los reyes han dejado en blanco su agenda oficial. Se han publicado informaciones sobre viajes privados a Portugal y Croacia, y a don Felipe y doña Letizia se les ha visto salir por Madrid a cenar juntos o al cine.

Trabajo de despacho en la semana de la investidura

Pero mientras tanto, el Jefe del Estado ha seguido muy de cerca la actualidad política y, especialmente, el proceso de negociación entre los partidos para elegir a un presidente del Gobierno. Como dijo la presidenta balear Francina Armengol, es un asunto que preocupa al rey.

De ahí que por ejemplo interrumpiera sus vacaciones para volver a Madrid unos días a seguir el tema. Este verano tampoco ha habido despachos en el Palacio de Marivent con el presidente del Gobierno, sino que Felipe VI se ha reunido en Madrid con Mariano Rajoy y ha mantenido contactos telefónicos para informarse del curso de las conversaciones.

Una vez que ha llegado la semana de la investidura, el rey está manteniendo el trabajo de despacho y siguiendo el debate en las Cortes. Esta semana no hay tampoco agenda oficial -más allá de la presencia de la reina Sofía en la canonización de la Madre Teresa de Calcuta-, pero eso no significa que don Felipe haya desaparecido.

Además, hay que recordar que en la anterior investidura, la de Pedro Sánchez en el mes de marzo, el rey también dejó su agenda despejada para estar pendiente desde el Palacio de la Zarzuela de los acontecimientos políticos.

Hay que señalar que una vez que acabe el debate, y se produzca la segunda votación -necesaria si no hay mayoría absoluta en la primera-, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, tendrá que informar al rey de cuál ha sido el resultado de la sesión.

En la anterior ocasión, Patxi López telefoneó a Felipe VI para informarle directamente del resultado. Al ser viernes por la noche, ambos quedaron citados para el siguiente lunes, cuando ya López le comunicó formalmente la noticia y después el rey decidió no abrir una tercera ronda de consultas, sino optar por un período de reflexión para que los partidos pudieran explorar vías alternativas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·