Jueves 23/11/2017. Actualizado 12:23h

·Publicidad·

España

Hasta ahora sus cuidadores le llaman “el del príncipe”

Felipe VI ‘bautizará’ al halcón que le regalaron por su boda

Miembros del Real Gremio de Halconeros le enviarán fotografías para que el rey y sus hijas decidan el nombre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI hizo acto de presencia en la celebración de la Orden de San Hermenegildo. En el acto, en el que se rindió homenaje a los caídos de España, el rey fue muy amable y estuvo muy cercano con todos los invitados: también con los representantes del Real Gremio de Halconeros.

Antonio de Castro porta halcón de Felipe VI Antonio de Castro porta el halcón de Felipe VI.

A la celebración en el Monasterio de El Escorial estuvieron convocados desde miembros de la nobleza española hasta ganaderos del pueblo donde tiene lugar la ceremonia, compuesta por una serie de ritos oficiales.

Antonio de Castro García de Tejada, con la Gran Cruz del Mérito Civil, que ostenta en la actualidad el oficio honorífico de Halconero Mayor del Reino, fue de los invitados más destacados. Jorge Castaño, encargado del Departamento de Fauna del Vicente Calderón, también estuvo presente.

La cetrería cobra protagonismo con Juan Carlos I...

En el año 2005 se recuperó la antiquísima tradición de entregar un halcón maltés en señal de reconocimiento y respeto que en su día los caballeros de San Juan inauguraron.

El rey Juan Carlos es en la actualidad Patrono Mayor Perpetuo del Real Gremio de Halconeros, agrupación de cetreros más antigua del mundo bajo patronazgo Real, donde se encargan del cuidado de los halcones de tanto Juan Carlos I como Felipe VI. Aves que en su día recibieron como regalo por distintas causas.

El halcón del Rey emérito, nombrado Melita, que significa “Malta” en latín, fue regalo de Estado. Por su parte, Felipe y Letizia, recibieron otro halcón como regalo de bodas por parte de la Orden de San Huberto.

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, la cetrería española fue el principal tema de conversación entre Antonio de Castro y el rey Felipe en este encuentro. Uno de los diálogos entre ambas partes tuvo como protagonista el nombre del halcón del rey, ya que todavía no ha sido “bautizado”.

“Le dijimos que le pusiera nombre, ya que llevamos ya tiempo cuidándolo y hasta ahora le llamamos ‘el del Príncipe’” señala Antonio, orgulloso de haber compartido un nuevo momento con el Jefe del Estado.

“Ante esta pregunta, el rey quedó perplejo, pues no sabía que decir” prosigue Antonio. Finalmente, desde El Real Gremio de Halconeros se le propuso a don Felipe elegir un nombre de acorde con la decisión de su familia al completo, de tal manera que las infantas también participasen. Siguiendo esta línea, el rey recibirá –vía correo electrónico o de manera personal– fotografías del halcón maltés en cuestión, para apoyar su decisión.

y en Los Emiratos Árabes

El Halconero Mayor guarda en su memoria anécdotas con el rey Juan Carlos. De una de ellas se estableció la costumbre del conocido como “brindis a la halconera”. Hace años el Príncipe Saud bin Nayed bin Abdulaziz Al Saud, propuso realizar una prueba cinegética para contrastar la calidad de los halcones adiestrados a la europea y los adiestrados a la manera árabe.

Antonio de Castro trasmitió a Juan Carlos I la propuesta del príncipe saudí. El rey de España sorprendido contestó “¿Dónde? ¿Aquí o allá?”. Desde entonces siempre que los halconeros realesbrindan por los reyes de España lo hacen a la con la fórmula “Aquí y allá, por España… ¡Viva el Rey!”.

Finalmente la interesante propuesta quedó en el olvido. Se determinó que las altas temperaturasque hubiesen tenido que soportar las aves españolas en tierras arábigas eran muy elevadas y perjudiciales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·