Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Se le vio resentido de su ataque al lumbago al saludar al rey

La demora de Rajoy lleva a Casa Real a dar de comer a los periodistas

El presidente retrasó casi tres horas su llegada a Palma y se alcanzó el momento del almuerzo. El personal de Marivent ofreció sándwiches y refrescos a los informadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante el retraso de casi tres horas del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para su despacho con el rey Felipe VI en Marivent, la Casa Real decidió ofrecer sándwiches y refrescos a los periodistas que aguardaban su llegada en los jardines del palacio.

Encuentro entre Mariano Rajoy y Felipe VI en Marivent. Encuentro entre Mariano Rajoy y Felipe VI en Marivent.

La reunión de este lunes en el Palacio de Marivent entre el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no empezó con buen pie. Y es que el presidente sufrió un ataque al lumbago y tuvo que retrasar casi tres horas su llegada a Palma de Mallorca.

La cita debía comenzar a las 12:30 del mediodía pero Rajoy, que se encontraba en Vigo, tuvo que recibir tratamiento médico, con una inyección para aliviar el dolor, y no llegó a Marivent hasta las 14:45.

Era justo la hora de comer y los periodistas desplazados hasta el lugar para cubrir el encuentro tuvieron que esperar un largo rato en los jardines del palacio. Además, a esa hora el sol pegaba fuerte sobre Palma y el calor hizo complicada la espera.

Pero el personal de la Casa Real tuvo, una vez más, un detalle con los informadores y les ofreció unos sándwiches y unos refrescos para que la espera no se les hiciera tan larga y pesada. Y de esta forma pudieron aliviar tanto el hambre como el calor.

Los trabajadores de la Casa del Rey ya han tenido detalles de este tipo con los periodistas este verano, porque tanto en el posado veraniego de la familia real como en la recepción en el Palacio de la Almudaina a representantes de la sociedad civil balear, ofrecieron agua fresca a los informadores para aliviar el sofocante calor de Palma.

Una vez transcurrida la espera, llegó por fin a Marivent el presidente del Gobierno. Y los periodistas se interesaron por su estado, a lo que Rajoy respondió que se encontraba “muy bien”. Pero sí se le vio algo resentido cuando saludó al rey y tuvo que subir las escaleras de la puerta principal del palacio.

Al final, el encuentro entre Felipe VI y Mariano Rajoy también se convirtió en un almuerzo, en el que trataron los principales temas de actualidad en España como el paro, el turismo, el referéndum en Cataluña o la situación en Venezuela.

Intervención de Rajoy ante los medios

Tras su encuentro con el rey, Rajoy destacó ante los medios que “no se puede tratar a patadas al señor turista que deja muchísimos ingresos y permite que muchos españoles puedan trabajar. Es un disparate”. E insistió en que “hay que mimarlo, cuidarlo y tratarlo bien”, en relación a las protestas contra el sector acontecidas en los últimos días.

Sobre Cataluña, afirmó que él no va a permitir que “la gente más radical y más extremista que ha habido en España en decenas de años, que son los de la CUP” sean los que marquen el rumbo en Cataluña”. Además de insistir en que “no va a haber referéndum el 1 de octubre”.

Y sobre la situación en Venezuela, destacó que su Gobierno “condena la violencia y exige elecciones libres y democráticas y la liberación de los 620 presos políticos”. Y afirmó que “no reconoce la Asamblea Constituyente ni ninguna de sus decisiones, por ilegales, antidemocráticas y contrarias a la voluntad de los ciudadanos venezolanos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·