Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Entrega del Premio Cervantes 2013

La recuperación del rey también se hace visible en sus discursos

Su última intervención en un acto oficial destacó por una correcta pronunciación, seguridad y contundencia al hablar. Se mejoró la iluminación de la sala para evitar el ‘traspié’ de la Pascua Militar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos se recupera a un ritmo rápido de sus últimas intervenciones médicas. Hace algunas semanas, el rey comenzó a prescindir para sus breves desplazamientos del bastón que utiliza como apoyo para caminar desde hace varios meses. Su mejora de salud también se ha evidenciado recientemente en sus intervenciones públicas.


El rey brinda con la galardonada con el Premio Miguel de Cervantes 2013, Elena Poniatowska. El rey brinda con la galardonada con el Premio Miguel de Cervantes 2013, Elena Poniatowska.

El rey pronunció un discurso oficial de manera ejemplar, esta semana, con motivo de la celebración del almuerzo ofrecido a una representación del mundo de las letras, previo a la ceremonia de entrega del Premio Cervantes que tuvo lugar un día después.

El acto se celebró en el Palacio Real de Madrid, el mismo edificio en el que el monarca sufrió una mala experiencia a principios de este año: su ‘accidentado’ discurso, pronunciado en la ceremonia de la Pascua Militar.

En esa época, don Juan Carlos atravesaba una mala racha producto de sus últimas intervenciones quirúrgicas por una infección de cadera, que le habían mantenido apartado de su actividad institucional hasta el día de la celebración de este acto.

El rey fue duramente criticado por su intervención en la Pascua Militar en la que titubeó, confundió algunas palabras y resopló en varias ocasiones. Posteriormente, La Zarzuela desveló el motivo de las dificultades del monarca al leer el texto: la mala iluminación de la sala.

Para evitar futuros ‘traspiés’ en las siguientes apariciones públicas de don Juan Carlos, la Casa del Rey tomó medidas que, sumadas a la buena salud de la que goza actualmente el monarca, se han visto reflejadas en actos posteriores. El último de ellos, el almuerzo previo a la entrega del Premio Cervantes.

Seguridad al hablar y buena entonación

El último discurso del monarca, pronunciado en este acto, se caracterizó por lo siguiente:

-- Seguridad: el rey demostró seguridad en su intervención pública, mirando a sus interlocutores en varias ocasiones y evitando de este modo el contacto visual permanente con los folios apoyados sobre el atril.

-- Contundencia: a diferencia de su discurso en la Pascua Militar, don Juan Carlos pronunció de manera contundente cada una de las frases, elevando la intensidad de su voz en varios momentos.

-- Correcta pronunciación: el rey no confundió palabras ni cometió errores en su vocalización, lo que le ayudó a reafirmar su actitud segura, mantenida durante todo el discurso.

Mejora en la iluminación

Al óptimo estado de salud del monarca, también se sumo en esta ocasión la mejora en la iluminación del salón donde se desarrolló el acto.

Igual que sucedió en la ceremonia de recepción al Cuerpo Diplomático, el 5 de febrero, la luz del atril sobre el que don Juan Carlos se apoya en sus discursos se ha intensificado, de modo que la el monarca pueda leer sin dificultades. Esta medida fue adoptada a raíz de la celebración de la Pascua Militar de 2013, y se ha mantenido en todos los actos posteriores presididos por el monarca.

Vea en el siguiente vídeo la intervención del rey en el encuentro previo a la ceremonia de entrega de los Premios Miguel de Cervantes 2013:


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·