Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La princesa Letizia está apostando por una nueva imagen más cercana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Doña Letizia ha tenido un visible cambio de actitud en los últimos meses. Aunque la ocasión más reciente en la que se ha podido observar una imagen más cercana de la princesa de Asturias ha sido esta semana, cuando rompió el protocolo durante uno de sus actos para escuchar las protestas de una ciudadana al borde del desahucio, estos hechos ya vienen produciéndose desde que finalizó el verano.


La princesa Letizia en una imagen de archivo. La princesa Letizia en una imagen de archivo.

El lunes, la princesa volvió a demostrar que quiere cambiar su imagen. Doña Letizia visitó la sede de la Asociación Valenciana de Caridad (AVC). Cuando finalizó este acto, la esposa de don Felipe se saltó el protocolo estipulado en el encuentro para acercarse a un grupo de ciudadanos que la esperaban en las inmediaciones del recinto.

La princesa de Asturias escuchó atentamente las palabras de una mujer que, desesperada, le relató la grave situación económica que atraviesa, a punto de ser desahuciada.

Sin embargo, éste no ha sido el único hecho destacable en los últimos meses. Ya en Estados Unidos, durante su viaje de carácter oficial en compañía de don Felipe, la prensa internacional se hizo eco del carácter afable de la princesa y su gesto permanentemente sonriente.

Su acercamiento a los ciudadanos también se hizo visible a finales de octubre, durante sus vacaciones en Granada junto a don Felipe y las infantas Leonor y Sofía.

Allí, los príncipes de Asturias y sus hijas intercambiaron gestos de cariño con los viandantes que se acercaron a ellos, además de fotografiarse con todos los que se lo pidieron.

Pero esta faceta más cercana de doña Letizia ya viene evidenciándose desde hace bastante tiempo. Anteriormente a este encuentro, la princesa ya había experimentado un cambio de actitud, mostrándose mucho más alegre y sonriente, como cuando asistió al acto por el Día de la Banderita.

En ese encuentro, la princesa de Asturias tuvo varios gestos espontáneos que no estaban previstos en el protocolo. Doña Letizia abandonó en varias ocasiones la mesa petitoria que estaba presidiendo para acercarse a las personas que pasaban por la zona y pedirles un donativo.

Además de este hecho, la princesa también se volcó con los ciudadanos que se acercaron a ella, fotografiándose constantemente e incluso manteniendo una conversación animada y distendida con varios moteros, miembros del Harley Davidson Club.

El cambio comenzó en Buenos Aires

Esta imagen desenfadada de la princesa de Asturias tiene como origen su visita a Buenos Aires, cuando reapareció después del verano para apoyar la candidatura olímpica de Madrid 2020.

Fue la primera ocasión  que doña Letizia se mostraba más afable y sonriente. Sin apenas maquillaje y muy relajada, la princesa se paró a charlar con los periodistas que esperaban su llegada, actuando con una simpatía y naturalidad mucho mayor que la demostrada hasta ese momento. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·