Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Fue operado por última vez en noviembre de 2013

La necesidad de don Juan Carlos de usar permanentemente un bastón extraña a expertos en traumatología

Aseguran que en intervenciones de cadera como la que se practicó al rey “el paciente sale al cabo de un mes por su propio pie”.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos no podrá dejar nunca de usar el bastón. Es lo que se explica en La Zarzuela. Ni podrá dejar de practicar los ejercicios de rehabilitación impuestos hace un año, tras la última operación de cadera. Una circunstancia que extraña a expertos traumatólogos.

El rey Juan Carlos, en una de sus salidas del hospital. El rey Juan Carlos, en una de sus salidas del hospital.

“La situación del rey no es, ni mucho menos, lo normal en estos casos”. Así lo afirman expertos en traumatología consultados por Monarquía Confidencial, que aseguran que la situación  por la que atraviesa don Juan Carlos -seguir un programa rehabilitación de por vida basado en fisioterapia, paseos y ejercicios de piscina, y usar bastón- no es lo habitual en pacientes que se someten a una operación de cadera como la que sufrió el monarca a finales de 2013.

“El rey tiene más problemas”

Esos expertos afirman que, si el rey no puede dejar de usar el bastón ni abandonar el programa de rehabilitación, es debido a que afronta otras dificultades más, aparte de las derivadas del último año.

“El caso de don Juan Carlos es complicado, se trata de un paciente con mucha patología traumatológica”, aseguran. "Tiene otros problemas añadidos”, aparte de las secuelas de la operación de cadera.

Los problemas a los que hacen referencia son el historial médico del monarca en los últimos años: trece intervenciones quirúrgicas desde 1953, ocho de las cuales tuvieron lugar entre 2010 y 2013. A lo que hay que sumar la edad, 76 años.

“El paciente sale por su propio pie al cabo de un mes”

Lo habitual en un paciente que se somete a una operación de cadera como la practicada al rey es que se recupere plenamente en cuestión de semanas y que no necesite apoyos de ningún tipo tras abandonar el hospital, insisten los especialistas consultados MC.

“En estos casos, el paciente sale al cabo de un mes por su propio pie”, destacan.

También coinciden en que, “como mucho, necesitaría una muleta durante los primeros días para poder recuperarse”. Descartando de este modo la idea de usar un bastón indefinidamente.

Aprender a andar y potenciar la musculatura

Para esos casos, el doctor Mario Gil de Rozas, jefe de la Unidad de Cirugía Artroscópica del Hospital Universitario Montepríncipe, explica a este confidencial cuáles son los pasos que habitualmente debe seguir un paciente tras ser operado de la cadera.

El doctor Gil utiliza el término “reeducación de marcha”. Se trata de un aspecto fundamental para la rehabilitación física y neurológica del adulto. Para realizarlo, existen ayudas de apoyo como bastones o muletas.

Con ello se consigue:

-- Potenciar la fuerza muscular

-- Aumentar la estabilidad funcional y el equilibrio para desarrollar la marcha

-- Facilitar el aprendizaje de los patrones de movimiento normal

-- Mejorar el control de la postura y el movimiento

-- Lograr buen control de tronco y de desplazamiento de peso.

En definitiva, al final normalizar la andadura del paciente, que podrá prescindir de la ayuda de muletas o bastón.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·