Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los modelos veraniegos de Letizia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Irremediable es que nos fijemos en su ropa, e irremediable también el comentarla. La princesa, este verano, más largo que otros en cuanto a agenda real se refiere, ha seguido su línea a la hora de vestirse en actos públicos pero resaltable son dos cosas, que repite prendas y que a veces “se excede”.

 

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

La mujer del príncipe de Asturias llamó la atención desde el principio del cuento, con aquel traje de chaqueta blanco, Giorgio Armani, en la pedida de mano. Era una imagen de telediario, como la que estaba acostumbrada a dar, una imagen limpia, clara, de tonos neutros, para que “el transmisor no despistara el mensaje”. Ahora, doña Letizia apuesta por colores más arriesgados, prefiere la falda al pantalón e intenta ir con las tendencias, no hay más ver sus mega-conocidos pep-toes.

Su figura delgada pero también armónica, es “fácil” de vestir. Buenas proporciones, estatura aceptable y sobre todo una cara con mucha fuerza, la cual no se refleja demasiado en las fotos. La princesa suele ser discreta a la hora de decir de quien viste, igual que las infantas, aunque las tres son bastante fieles a sus diseñadores y se sabe de quién son las prendas. Felipe Varela se antoja entre sus favoritos, o Lorenzo Caprile para trajes de fiesta pero curioso sería saber que también lleva creaciones de Angel Schlesser, y existe algún traje de hace varios años que aún se sigue poniendo estos días de forma asidua, aunque sea de invierno y manga larga…

A veces la princesa rompe su habitual estilo y decide innovar con colores más fuertes o estampados que extrañan en ella. Es el caso del vestido que llevaba el día de la entrega de los Premios Velázquez en el Prado, el pasado lunes. Un traje estrecho, hasta la rodilla, de una combinación de colores naranjas y rojos, complementado con un collar de grandes cuentas, bolso "joys" e historiadas sandalias también rojas. Un resultado “demasié”.

Respecto a que repita prendas, nada que decir. Es lo suyo hasta en los armarios más completos y el estrenar una camisa y no volver a usarla…ya pasó de moda. El conocimiento para saber combinar la misma prenda en diferentes ambientes es lo fundamental. Sea quien sea. Veremos a ver qué pasa con los modelos más veraniegos de Mallorca. Las sandalias de esparto que tanto éxito tuvieron otros veranos (con plataforma, por supuesto) seguro que ya están en su maleta. Tiempo al tiempo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·