Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Tres meses después de declarar por el ‘caso Nóos’

La infanta Cristina se sienta en el banquillo por tercera vez

Asistirá junto al resto de procesados a la exposición de conclusiones de la acusación. Se juzga si cooperó con Urdangarin en dos delitos contra la hacienda pública

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La hermana de Felipe VI ocupa este viernes, por tercera vez, un lugar en el banquillo de la Escuela Balear de Administración Pública. Cristina de Borbón es acusada de ser cooperadora necesaria contra la hacienda pública. A su marido, Iñaki Urdangarin, la Fiscalía le atribuye delitos de tráfico de influencias, malversación, prevaricación fraude, estafa, falsedad contra Hacienda y blanqueo de capitales.

La infanta Cristina, durante su declaración ante el juicio oral. La infanta Cristina, durante su declaración ante el juicio oral.

La infanta Cristina se sentará junto con los otros 16 acusados en el banquillo del juicio Nòos durante este viernes. El motivo de su asistencia es que se expondrán las conclusiones de las acusaciones. De esa forma, da comienzo el tramo final de la vista que comenzó en enero y que está previsto que termine el 30 de junio.

Los imputados decidieron no acudir a las sesiones del juicio desde el pasado 3 de marzo, día en el que declaró la infanta. Pero el tribunal les ha vuelto a citar para la jornada de hoy y para el martes 14 de junio.

Cristina de Borbón se enfrenta a una petición de ocho años de prisión como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales para defraudar al fisco en los ejercicios del 2007 y 2008. Esta solicitud ha sido formulada por el sindicato Manos Limpias, la única acusación que ejerce acciones penales contra la hermana del rey.

La infanta se acogió al derecho de guardar silencio

El pasado 3 de marzo, la infanta Cristina compareció ante el tribunal. Desde un primer momento, la hermana del rey explicó que únicamente se sometería a las preguntas de su abogado, Pablo Molins. De esa forma, prefirió acogerse al derecho de guardar silencio.

A pesar de la elección de Cristina de Borbón, la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, quiso formular las preguntas que tenía preparadas para ella. Algunas de ellas fueron consideradas por el tribunal como poco apropiadas.

Durante más de las 100 preguntas que realizó, la esposa de Iñaki Urdangarin prefirió mirar al plasma donde aparecía la abogada formulando las preguntas en vez de mirarla directamente.

La infanta durante su declaración se desvinculó de la gestión del Instituto Nóos y de la empresa Aizoon. Además dejó caer su desconfianza sobre Marco Antonio Tejeiro, el contable que supuestamente le involucró en el caso.

No quiso realizar ninguna declaración a los medios

La hija de Juan Carlos I así como su marido no han querido realizar ninguna declaración a los medios de comunicación en ninguna de sus apariciones en Palma de Mallorca. En ambas ocasiones realizaron su aparición con rostro serio. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·