Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La final se celebrará el sábado 27 de mayo en Madrid

El impulsor de la pitada al rey en la Copa no la promoverá este año: “Ya se ha institucionalizado”

Santiago Espot, de Catalunya Acció, asegura que han conseguido que por sí solas las aficiones de un club catalán y otro vasco silben a Felipe VI y al himno de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La final de la Copa del Rey se ha convertido desde el año 2009 en un mal trago para el rey. Primero Juan Carlos I y después Felipe VI se han enfrentado en varias ocasiones a una sonora pitada de un sector importante de las aficiones del FC Barcelona y del Athletic de Bilbao. Este año puede preverse una situación similar, ya que se enfrentan el Barça y el Alavés.

Felipe VI escucha el himno de España y los pitos en la final de Copa del Rey de 2015. Felipe VI escucha el himno de España y los pitos en la final de Copa del Rey de 2015.

En la final de 2009, amplios sectores de las aficiones del FC Barcelona y del Athletic de Bilbao decidieron silbar y abuchear cuando, al comienzo de la final de la Copa del Rey en el Estadio de Mestala (Valencia), entró al palco Juan Carlos I y sonó el himno de España.

Este gesto se entendió como una forma de protesta contra el jefe del Estado y contra España por parte de esos aficionados nacionalistas catalanes y vascos. El asunto provocó una fuerte polémica, que se ha ido repitiendo en los últimos años: esa final Barça-Athletic se repitió en 2012 y en 2015, con nuevas pitadas muy sonoras, y los culés han jugado otras cuatro finales en las que muchos de sus aficionados volvieron a silbar y abuchear.

Monarquía Confidencial ha podido saber que una de las asociaciones que promovió en sus inicios esta forma de expresar rechazo contra la monarquía y contra España no tiene pensado realizar ninguna campaña para repetir la pitada el sábado 27 mayo, cuando el FC Barcelona y el Deportivo Alavés se disputen el título de Copa, en el Estadio Vicente Calderón de Madrid: un partido que contará con la presencia de Felipe VI.

Han conseguido “institucionalizar” la pitada

Así lo confirma Santiago Espot, presidente Catalunya Acció, que ha sido multado y que tiene procesos judiciales abiertos en los que está acusado de injurias a la Corona y ultraje a los símbolos de España por haber impulsado las pitadas en 2009 y 2012. Le atribuyen haber organizado estas pitadas, mientras que él asegura que no organizó nada, sino tan sólo escribió y difundió un manifiesto animando a silbar el himno, que él entiende que debería estar protegido por la libertad de expresión.

Espot afirma a MC que este año no harán ningún llamamiento a repetir la pitada a Felipe VI en la final de Copa entre el Barça y el Alavés. Pero no porque renuncien a ella, sino porque su asociación considera que ya no es necesario hacer campaña para que ocurra. Habrá que ver si otras entidades independentistas tampoco promueven de forma explícita el boicot al himno.

“La primera fue en 2009, perseveramos y ya lo hemos conseguido: la pitada se ha institucionalizado”, explica con satisfacción este activista por la independencia de Cataluña, que ahora mismo se encuentra imputado en la Audiencia Nacional.

Según Espot, si nadie difunde la consigna de aplaudir a los reyes Felipe y Letizia cuando entran en el Teatro Campoamor de Oviedo para entregar los Premios Princesa de Asturias (y aún así se llevan una sonora ovación), de forma inversa tampoco es ya necesario animar a pitar en la final de Copa.

Argumenta que no harán campaña como otros años, porque ya los propios aficionados pitarán y silbarán por sí solos. Celebra que se ha convertido en una costumbre que cuando juegan la Copa un equipo catalán -el FC Barcelona- y otro vasco -en este caso, el Alavés-, gran parte de los aficionados de ambos clubes silban cuando suena la Marcha Real y entra el rey en el palco del estadio.

Espot considera que ya se dará de forma espontánea. Sin embargo, cabe recordar que en años anteriores la pitada ha sido organizada. Por ejemplo, en 2015 tanto Catalunya Acció (la entidad que preside Santiago Espot) como otras organizaciones secesionistas se desplegaron en los accesos al Camp Nou para repartir a los asistentes a la final de Copa unos silbatos con los que hacer aún más sonora la pitada. Además, también publicaron un nuevo manifiesto en el que animaban a silbar como forma de expresa la voluntad de los catalanes de independizarse de España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·