Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los secretos de las fotografías de los príncipes: la sesión se desarrolló en el Palacio Real, por cada retrato se tiraron cerca de 100 fotos, la imagen de pareja exigió 8 puntos de luz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las fotografías de Felipe de Borbón con los uniformes militares, y la foto oficial de los príncipes de Asturias, han causado mucha expectación en los últimos días. En un primer momento, se acusó al autor, el fotógrafo catalán Dany Virgili, de utilizar el Photoshop para colocar la misma cara de don Felipe en las imágenes, una afirmación desmentida rotundamente por el autor. Monarquía Confidencial tiene todos los detalles sobre cómo se desarrolló la sesión contados por el propio fotógrafo.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Los datos aportados por Virgili sobre cómo llevó a cabo su trabajo son los siguientes:

-- La sesión se desarrolló en el Palacio Real, entre obras de arte del calibre de cuadros de Goya y Velázquez.

-- Cada vez que el fotógrafo quería cambiar algo de sitio, era necesaria la presencia de un especialista debido al valor de algunos elementos del escenario.

-- Hasta el Palacio Real hubo que trasladar todos los equipos técnicos preparados por Virgili, incluyendo focos, pantallas, etc.

-- Para cada imagen se tomaron aproximadamente entre 30 y 100 disparos.

-- Para el retrato de pareja de los príncipes de Asturias, se utilizaron ocho puntos de luz. Según el fotógrafo, la luz es mucho más potente que Photoshop a la hora de favorecer o castigar unos rasgos determinados.

-- Desde el punto de vista de la importancia del encargo, lo más costoso fue diseñar cómo se iba a desarrollar la sesión, ya que resultó increíblemente complejo para el fotógrafo plantear el modo de tomar las imágenes que van a representar a la familia real en el mundo.

-- Se hicieron previamente pruebas de iluminación en su estudio de Barcelona.

-- Desde el punto de vista puramente estético, fue “facilísimo”: los príncipes de Asturias “son muy guapos”.

-- Además, dieron todo tipo de facilidades a la hora de cumplir las indicaciones del fotógrafo sobre cómo posar, colocarse, etc.

-- Todo el personal de la Casa del Rey contribuyó de forma extraordinaria durante las sesiones, lo que repercutió directamente en el resultado final.

-- La cámara utilizada fue una Nikon, aunque por seguridad, el fotógrafo llevó dos cuerpos por si surgía algún contratiempo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·